Rosana G. Alonso
Conecta
Últimas entradas de Rosana G. Alonso (ver todo)

La exposición que alberga la obra de León Ferrari en el Museo Reina Sofía, busca visibilizar la trayectoria de un artista que creó una compleja trama entre arte, política y vida

<León Ferrari | Museo Reina Sofía | StyleFeelFree
Obra: La justicia / Autocensura, 1991 de © León Ferrari | Foto: © StyleFeelFree

Este año se celebra el centenario del nacimiento de León Ferrari (Buenos Aires, 1920-2013). Con tal motivo, la Fundación FALFAA que vela por su obra, ha puesto en marcha un ambicioso proyecto que implica no solo al Museo Reina Sofía de Madrid, que acaba de inaugurar una exposición que le rinde homenaje; sino también al Centro Pompidou de París y al Van Abbemuseum de Eindhoven. En las tres instituciones se podrá ver cómo la obra de Ferrari se expande, para involucrar al espectador en un entramado que conecta el pasado con el presente, poniendo en valor lo humano. Aquello en lo que nos reconocemos, no porque seamos de piel, hueso y carne; sino porque somos individuos sujetos a una razón que busca, generalmente, mantenernos a salvo. De ahí que, muchas veces, seamos los perros guardianes de los distintos sistemas que nos gobiernan.

Sea con nuestra indiferencia, connivencia o ultraje a las acciones de otros, en realidad, lo que buscamos es sobrevivir. Por pura supervivencia las sociedades son capaces de seguir a líderes intolerables; atacar todo lo que supone un peligro para sus modos de vida, o los modos de vida de sus patronos; o mirar para otro lado ante las atrocidades que como individuos no nos incumben directamente. León Ferrari husmeó durante su larga vida en estas paradojas de lo humano. Filtró, reunió, recopiló todos los vicios. Se interrogó para tratar de comprender cuáles eran los límites de la justicia terrenal y divina, proponiendo rupturas de pensamiento. Lo que vemos ahora en la exposición La Bondadosa Crueldad-León Ferrari, 100 años gira en torno a esta idea. Lo resume Javier del Olmo, uno de los comisarios de la muestra. Lo que pretendía el artista era “encontrar esa crueldad escondida detrás de la bondad”.

¿De dónde parte esa visión que destapa la crueldad humana, siempre enmascarada? Muy probablemente la brecha que sacó a relucir su faceta más dolorosamente crítica, acabó de abrirse en 1977 cuando las fuerzas represivas del Estado argentino hicieron desaparecer a su hijo Ariel. No obstante, ya estaba ahí. Ferrari se muestra en todo este dispositivo expositivo como un hombre versátil, reflexivo, que indaga en la verdad y pone en cuestión todos los dogmas. Como espectadores podemos igualmente involucrarnos en la obra encontrando razones para defenderla, o acusarla de blasfemia por sus radicales técnicas, que buscan derribar sistemas y jerarquías. No es que Ferrari fuera un provocador, lo aclara uno de los comisarios de la muestra al advertir que era “un artista crítico, posicionado siempre desde el respeto y el conocimiento, que buscó situarse en un lugar de denuncia”. Su discurso, porque la vida es cíclica, resuena hoy absolutamente actual.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: La Bondadosa Crueldad. León Ferrari 100 años
Artista: León Ferrari
Comisariado: Fernanda Carvajal, Javier del Olmo, Andrea Wain y equipo FALFAA
Organización: Exposición organizada por el Museo Reina Sofía, Madrid, el Museo Van Abbe, Eindhoven, y el Museo Nacional de Arte Moderno Centro Pompidou, París, en colaboración con la Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo (FALFAA), Buenos Aires.
Coordinación: Carlota Álvarez-Basso
Lugar: Museo Reina Sofía. Edificio Sabatini, 4ª planta
Fechas: del 15 de diciembre del 2020 al 12 de abril del 202
Horarios y tarifas: consultar
Itinerario: VAN ABBEMUSEUM, Eindhoven: del 8 de mayo 2021 al 26 de septiembre 2021
y en el CENTRE POMPIDOU, París: de abril a agosto 2022