Rosana G. Alonso
Conecta

No pretendiendo ser una película histórica sino política, e incluso psicológica, ‘Caso Murer: El carnicero de Vilnius’ aunque aborda un tema muy recurrente, se vuelve tremendamente actual

Caso Murer: El carnicero de Vilnius  | StyleFeelFree
Fotograma de Caso Murer: El carnicero de Vilnius | StyleFeelFree

“Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo, todo el tiempo.” Tras el visionado de Caso Murer: El carnicero de Vilnius, la célebre cita de Abraham Lincoln precisa de algunas matizaciones. A veces no se engaña a nadie, o quizás a algunos sí, pero el silencio o la reverencia al poder, hace pensar que el engaño es la verdad. Tristemente, como espectadores intuimos desde el principio cual será la sentencia en el juicio a Franz Murer, el genocida apodado “El carnicero de Vilnius”. Incluso aunque no sepamos nada sobre el caso, es previsible lo que acontecerá. Sabemos ciertamente que no siempre la verdad gana la partida, sobre todo cuando el Estado tiene interés en que no se aclaren los hechos.

Estas evidencias, en cambio, no impiden que la cinta del austríaco Christian Frosch mantenga en vilo a la audiencia hasta el final. Porque si cada testimonio es estremecedor, cada alegación en pos a ocultar o tergiversar la realidad, no deja indiferente. Caso Murer: El carnicero de Vilnius no pretende ser una película histórica sino política, e incluso psicológica. No pretende volver sobre las perfidias nazis, sino inspeccionar los papeles que representaron todos los implicados en el holocausto. Primero durante los años de la barbarie. Después, durante los juicios que se llevaron a cabo para condenar a los hostigadores. Aquí, criminales de guerra y víctimas. Los lobos tienen que representar el papel de corderos. Y los corderos, dolidos, no pueden evitar mostrar su indignación, su ira, su odio hacia el hombre que les atacó sin piedad.

Aunque hay muchas películas que han indagado en el holocausto de la Alemania nazi, Caso Murer. El carnicero de Vilnius es interesante porque se sustenta en el vicio de la mentira, el encubrimiento y la manipulación

Por eso aunque hay muchas películas que han indagado en el holocausto de la Alemania nazi, cuando hay muy pocos trabajos audiovisuales que recojan los muchos genocidios que ha habido a lo largo de la historia en otras partes del mundo, Caso Murer: El carnicero de Vilnius es interesante porque se sustenta en el vicio de la mentira, el encubrimiento y la manipulación. Lacras sociales amplificadas en la sociedad actual con el incremento de las fake news, y que en esta película se vuelven muy vívidas con el plano secuencia, sin cortes, que marca el ritmo del juicio sobre el que gira el relato. La intensidad es tangible y los actores, más que interpretar, parecen ser parte de la misma historia.
 

Tráiler de Caso Murer: El carnicero de Vilnius | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Graz (Austria), 1963. Comienza el juicio contra Franz Murer, conocido como “El Carnicero de Vilnius” por las atrocidades cometidas durante la II Guerra Mundial en el Gueto de Vilnius. Su culpabilidad es evidente, pero él está decidido a negar cualquier acusación haciendo creer al jurado, con ayuda de sus secuaces, de que la persona de la que hablan las víctimas no es él.
FICHA TÉCNICA
Título original: Murer: Anatomie eines Prozesses
Duración: 137 minutos
Dirección: Christian Frosch
Guion: Christian Frosch
Fotografía: Frank Amann
Dirección artística: Katharina Wöppermann
Vestuario: Alfred Mayerhofer
Música / banda sonora: Anselme Pau
Montaje: Karin Hammer
Reparto: Karl Fischer, Alexander E. Fennon, Roland Jaeger, Rainer Wöss, Doval’e Glickman, Karl Markovics, Ursula Ofner, Inge Maux, Melita Jurisic, Gerhard Liebmann
Distribuidora en España: Adso Films
Fecha de estreno en España: 18 de enero de 2019
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Austrian Film Award (2019): Nominada a Mejor Película, Mejor Actor (Karl Fischer), Mejor Actor de reparto (Gerhard Liebmann), Mejor Actriz de reparto (Inge Maux), Mejor Director, Mejor Guion, Mejor Diseño de Vestuario (Alfred Mayerhofer), Mejor Maquillaje (Frederic Roeser)
Premios:
Diagonale – Festival de Cine de Austria (2018): Premio a Mejor Película
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2019 con valoraciones de películas