Un día perfecto | León de Aranoa, más universal

Rosana G. Alonso
Conecta

León de Aranoa en ‘Un día perfecto’ recrea el escenario bélico en los Balcanes, durante los noventa, para ponderar la labor de los trabajadores humanitarios

un día perfecto | stylefeelfree

Fotograma de Un día perfecto | StyleFeelFree

Los discursos cinematográficos que Fernando León de Aranoa ha ido construyendo desde Familia han estado motivados por conflictividades sociales que encuentran su representación en personajes tan ingenuos como singulares, víctimas de un social que les sobrepasa. Si bien, también heroicos, admirables desde la magnanimidad que sólo el cine puede permitirse para sensibilizar y concienciar al espectador. De ahí que los diálogos de sus guiones tiendan a aventajar la cotidianidad, volviéndose punzantes y mágicos desde una sensibilidad que consigue que el que atiende a ese universo empatice rápido con el otro, ese invisible cercano que Aranoa visibiliza con la fuerza de un armazón poderosamente construido que atiende a la belleza de lo indigno como canon. Esta tendencia sigue activa en Un día perfecto. Sin bien, el giro en este proyecto es notable, sobre todo porque esta última incursión suya es más grandiosa, no por ello más poderosa. Desde las localizaciones al reparto. Por otra parte, el guión, inspirado en la novela Dejarse llover de Paula Farias, siendo igual de meticuloso, se presencia más extrapolable, porque sus personajes no tienen una identidad marcada por lo local, sino por las circunstancias que arrecian lo habitable. Un habitable inhóspito como es el de la guerra que sirve para ensalzar la labor de los trabajadores humanitarios en los escenarios más inhabitables del planeta. Rodado en los Balcanes, recreando los años de conflicto armado en la década de los noventa, el espacio, surcado como un laberinto, como un precipicio que bordear, resulta ser lo más singular del relato donde ubicar la narración.

Un día perfecto, sin embargo, sigue siendo una película de personajes. Los perfiles que el realizador madrileño construye son reconocibles porque estos responden a criterios que parten de la realidad social, sobrepasada por el cine. Sus retratos se personifican en héroes-antihéroes que lo son porque estando al borde del abismo, buscan una forma de escape, un milagro, la salvación. O se refugian en un mundo recreado por ellos que tienen que salvaguardar. Siendo como es Un día perfecto una historia coral, los grandes retratos materializados aquí están protagonizados por Benicio del Toro, Tim Robbins, Eldar Residovic y Fedja Stukan. Todos ellos sobresalen en el reparto por encima de sus consortes femeninas, que parecen amoldarse a un femíneo muchas veces mal administrado en la gran pantalla. No sólo porque el elenco masculino tiene mayor oportunidad de sobresalir con ocurrentes golpes de guion que lidian con la guerra, sino porque sus acciones tienen más donaire, amoldadas a una masculinidad casi siempre más brillante en lo cinematográfico que la femenina.

Así, fácilmente podemos encontrar en del Toro ciertas similitudes con el magnánimo Javier Bardem de Los lunes al sol. Pero lejos están Olga Kurylenko y Mélanie Thierry de la frescura y ternura de Candela Peña y Micaela Neváez en Princesas o Magaly Solier en Amador. Tal vez, por una excedida aspiración de incluir un cartel con demasiados nombres relevantes internacionalmente, aunque Fedja Stukan y Eldar Residovic sean una gran revelación. Más allá de esto, la película está construida brillantemente con tomas fotográficas que destacan por su belleza, consiguiendo al mismo tiempo crear la tensión que favorece un cierto grado de claustrofobia necesario para narrar la desesperanza y lo incómodo de la guerra con tino. A lo que también contribuye un modo que precisa del humor para soportar lo insoportable. Por lo demás, con la característica maestría que León de Aranoa imprime en los guiones, logrando que todo esté conectado como en una fábula social que atiende a lo insólito necesario.
 

FICHA TÉCNICA
Título original: Un día perfecto
Dirección: Fernando León de Aranoa
Guión: Fernando León de Aranoa
Reparto: Benicio del Toro, Tim Robbins, Olga Kurylenko, Mélanie Thierry, Fedja Stukan, Eldar Residovic, Sergi López
Fecha de estreno España: 28 de Agosto de 2015

Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2015 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Periodista cultural, librepensadora crítica observando las dinámicas sociales desde una perspectiva feminista, creadora contemporánea y alma mater de StyleFeelFree.