La librería | Con condescendencia

La librería es una historia bien contada y ambientada pero la idea de la que parte, el libro homónimo de Penelope Fitzgerald, está lleno de clichés en los que Isabel Coixet se regodea

La librería | StyleFeelFree

Fotograma de La librería | StyleFeelFree

SINOPSIS
Tras quedar viuda, Florence Green planea, a finales de los años cincuenta, abandonar su residencia en Londres e instalarse en una pequeña localidad de la costa británica, donde pretende abrir una librería. Lo que no espera es que tal decisión va a suponerle el mayor desafío de su vida, ya que su idea no será bien recibida por todo el mundo.

Desde un planteamiento clásico La librería aborda la decisión de una mujer, en los años cincuenta, de abrir su propio negocio. El relato la retrata como una heroína que tiene que enfrentarse no tanto a su época, como a un enemigo poderoso, otra mujer que obstaculizará su empeño de materializar su ambición. Un argumento que parte de la novela del mismo nombre de Penelope Fitzgerald, a partir de la que ensalza muchos aspectos de los que ha abusado el cine: la mala rivalidad entre mujeres antagónicas que ejemplifican peligrosos clichés que se sirven de una personificación del bien y del mal, que incluso se representa en cánones estéticos [la rubia fría y la morena bondadosa; que bien podría funcionar al revés, ya que lo importante es el contraste]; la idea de la construcción de un sueño que tiene que ver con un objetivo personal; el concepto de heroína simplificado en un armazón de celuloide; y la mitificación de un improbable romance caballeresco, que pone la guinda al pastel, alzando otro estereotipo.

Imagino que todos estos componentes ya estaban en el libro de Fitzgerald. Isabel Coixet solo ejecuta el relato y hay que reconocerle su mérito ya que no deja cabo suelto. Su perfeccionismo consigue que la obra sea un atractivo filme estético que encantará a los espectadores acostumbrados a las películas de corte clásico que busquen en el cine un refugio para la complacencia. Los personajes no flaquean en sus estereotipos encargos y el diseño de producción, la fotografía y el vestuario se resuelven espléndidamente en una cinta con ritmo que, bajo su candidez, repite estructuras que personalmente me aburren. Prefiero las historias que rebusquen en lo extraordinario para cambiar efectivamente lo social. Por supuesto que es fácil reconocerse en el lienzo que escenifica Coixet, pero son esos recovecos de lo real, donde lo heroico no está tan meticulosamente orquestado y brilla la camaradería femenina entre iguales sin necesidad de ir hacia lo materno-filial, donde el cine cumple su cometido social de erradicar los desórdenes sociales amplificados. Y las cineastas, más que los cineastas, tienen la obligación moral de vengarse de la historia para reinventar el presente que modificará un futuro que espero, haga justicia a los roles femeninos que dejarán de ser tan condescendientes.
 

Tráiler de La librería | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: The Bookshop (La librería)
Duración: 108 minutos
Dirección: Isabel Coixet
Guion: Isabel Coixet (Basado en la novela “The Bookshop” de Penelope Fitzgerald’s)
Fotografía: Jean Claude Larrieu (a.f.c.)
Dirección artística: Llorenç Miquel
Vestuario: Mercè Paloma
Música / banda sonora: Alfonso de Vilallonga
Montaje: Bernat Aragonés
Reparto: Emily Mortimer, Bill Nighy, Patricia Clarkson, Hunter Tremayne, Honor Kneafsey, Michael Fitzgerald, Frances Barber, Reg Wilson, James Lance, Lucy Beckcon, Nigel O’Neill, Jorge Suquet, Harvey Bennett, Lana O’Kell, Adie Allen, Lucy Tillett, Tode Gibson, Gary Piquer, Alfie Rowly, Sophie heydel, Mary o’driscoll, Karen Ardiff, Charlotte Vega, Barry Barnes, Conor Smith, Rachel Gadd, James Murphy, Nick Devlin, Richard Felix, Francesca McGill
Fecha de estreno España: 10 de noviembre de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
62 SEMINCI – Valladolid (2017): Sección Oficial
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter