En Me gustas pixelad_ diez piezas de trece artistas se cuestionan la relación entre el arte digital y la gestión de los traumas

Me gustas pixelad | La Casa Encendida | StyleFeelFree
Obra: Somatizar los datos de Alejandra López Gabrielidis y Mar Medina | Me gustas pixelad | La Casa Encendida | StyleFeelFree

Artistas multidisciplinares de todo el territorio nacional han acudido a la llamada del Me gustas pixelad_. Un festival que, en su cuarto año consecutivo, vuelve a poner en diálogo las artes escénicas y el mundo digital. La Casa Encendida se ofrece de este modo como un espacio para la observación y la experimentación en torno a los cuidados y lo virtual. En esta ocasión, se toma como punto de partida la crisis de la pandemia por la Covid-19 para a continuación plantear dos cuestiones. La primera, ¿qué es el trauma?; y la segunda, ¿cómo el arte vivo y los medios digitales ante él? Las respuestas se hallan en la decena de piezas, proyecciones y performances que dan forma a este evento híbrido entre lo presencial y lo online.

Para este programa el artista Daniel Moreno Roldán (Barcelona, 1990) propone una sesión titulada Instadeath, que pone el foco e invita a la eutanasia digital. Es decir, el acto de poner punto y final a la propia presencia online en redes sociales como Instagram. Una decisión tentadora pero no siempre fácil de ejecutar para cualquiera que tenga una relación conflictiva con estas plataformas. Instagram vuelve a ser el punto de partida en Me veo la nunca, una proyección de videoarte de Mayte Gómez (Madrid, 1993). En este caso, se expone la naturaleza perversa de los filtros que el usuario puede usar para modificar su rostro de manera virtual. Buscando el equilibrio entre la crítica y la honestidad, encarna el malestar que supone desear un ideal de belleza irrealizable por su virtualidad.

Por otra parte, Almas oscuras, de Edu Fernández (Bilbao, 1987), consiste en una performance que cuenta con la participación de tres invitados. En ella, el artista propone un diálogo en torno a cuestiones y preocupaciones sociales al tiempo que juega al videojuego Dark Souls. La elección del mismo no es deliberada, sino que parte de la reputación terapéutica de la que el juego goza en círculos de Internet. Pablo Esbert y Federico Vladimir Strate también se centran en la dimensión social de lo lúdico con Draconis Lacrimae. Sin embargo, con esta performance no examinan el juego digital sino el analógico, en concreto los Fantasy Role Playing Games o juegos de rol. Su pieza explora cómo las representaciones problemáticas de género, raza o clase están saturadas de fantasía y especulación.
 

4ª edición del festival Me gustas pixelad_
DATOS DE INTERÉS
FECHAS: del 11 al 13 de marzo
LUGAR: La Casa Encendida
ARTISTAS: Mayte Gómez, Javier Vaquero Ollero, Edu Fernández, Daniel Moreno Roldán, Roc Herms, Alejandra López Gabrielidis, Mar Medina, Begoña Cuquejo, Guillem Jiménez, Laura Nadeshna, Rafael Frazão, Pablo Esbert y Federico Vladimir Strate
COMISARIO: Matías Daporta
PROGRAMACIÓN Y TARIFAS: consultar
SFF Magazine