Rosana G. Alonso
Conecta

Bajo el título ‘Autoras de utopías’ la Sala Canal de Isabel II cobija la obra de Carmela García, un trabajo que busca iluminar el camino de las mujeres hacia la igualdad y la libertad

Carmela García | Sala Canal de Isabel II | StyleFeelFree
Obra: Todas las almas © Carmela García | Exposición en la Sala Canal de Isabel II | Foto: © R. Xo para StyleFeelFree

“Soy artista, no soy socióloga, ni trabajadora social, ni política. Yo trabajo con la poesía de la vida”, con estas palabras Carmela García (Lanzarote, 1964), cuya obra ahora puede visitarse en la Sala Canal de Isabel II gestionada por la Comunidad de Madrid, define no solo su proyecto artístico, sino su voluntad. Un interés de transformar lo social desde una zona de luz que busca trazar itinerarios, iluminar conciencias y proyectar el camino de las mujeres. La exposición Autoras de utopías que estará abierta al público hasta el 2 de mayo parte de la realidad para encaminarse, como su título vaticina, hacia la utopía. Un lugar donde las mujeres deconstruyen la sociedad actual y la reconstruyen en base a un ideal feminista del mundo.

En un presente en el que el Me Too ha ido perdiendo gas, y en cambio, el feminismo tiene que lidiar con voces detractoras que buscan dividir posiciones y enfrentar posturas, la artista es optimista. “Si sacamos algo a la luz, no podemos pensar que todo el mundo va a estar de acuerdo con ello. Lo importante es poder hablar de las cosas, generar espacios de entendimiento y conocimiento para que todos esos corsés se vayan desanudando. Me parece que eso en el fondo es lo importante”, argumenta con eperanza. No sin antes mencionar a la filósofa Amelia Valcárcel que considera que hasta dentro de 200 años no va a haber una igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres. Mientras llega ese momento anhelado, lo que hace Carmela es imaginar e iluminar. “Creo que en el mundo ya hay mucha oscuridad, y prefiero poner luz”, analiza al respecto.

Pasado y presente para dilucidar el futuro de las mujeres

El proyecto Autoras de utopías, comisariado por Margarita Aizpuru, “se centra en una selección tanto de obras visuales que ha venido desarrollando a lo largo de su trayectoria artística como de nueva producción, y traza un discurso con un interés por recrear un mundo distinto desde perspectivas e ideas feministas”, explica la comisaria. Para ello, nada más entrar en la Sala Canal de Isabel II una potente instalación visual nos recibe. Se trata de la pieza Todas las almas, que se percibe como una fluida escultura de fotografías que está hecha site specific para este espacio. Sobre ella Carmela García manifiesta que “es el corazón de la exposición y el corazón de mi proyecto”.

Desde sus inicios, Carmela ha ido recolectando una serie de fotografías antiguas, protagonizadas por mujeres, con las que está formando una colección en proceso. Parte de esta colección es la que se puede ver en Todas las almas, una selección de fotografías ampliadas con transparencias a distintos tamaños. Conformando una cascada, la obra busca “transitar desde el pasado hasta el presente, en una especie de presente continuo”, aclara Aizpuru. Un presente que remite al pasado, y viceversa, porque según Carmela García “el proceso histórico es cíclico”. Señala entonces su obra Seres equívocos, “un metraje narrativo sobre una serie de mujeres, en un momento determinado, que pasan por una serie de vicisitudes”, según interpreta la propia artista. Concerniente a ella considera que “nos está contando una historia que pasó hace 100 años pero que podría estar sucediendo ahora”. Es una forma de atar cabos para dilucidar futuro, para construir mundos posibles.

Realismos mágicos en femenino: retorno a la naturaleza

Paseando por la exposición Autoras de utopías se evidencia claramente que la artista busca definir futuros ideales, posibles, espacios feministas donde las mujeres se relacionan con sororidad, complicidad, mostrando afecto y deseo. Estos espacios de fraternidad, públicos y privados, son poco a poco subvertidos por la naturaleza. La naturaleza vista aquí como un espacio de libertad. “Tengo esa imagen mental de la belleza asociada a la naturaleza y del espacio exterior como el espacio natural al ser humano”, enfatiza. Y continúa, “me interesa mucho el retorno a la naturaleza porque en el fondo soy una persona que cree que el paraíso está asociado a eso”.

Las narrativas que articula Carmela García tienen la mirada puesta en un ecofeminismo que, no obstante, no es algo que pretende. Tengo que aclarar que “pretender” es un verbo que la creadora usa continuamente haciendo un juego de palabras con el inglés pretend —fingir—. No le gusta la terminología que cree que es engañosa. Por eso, puntualiza que aunque entiende la asociación con el ecofeminismo, y se identifica mucho con esta terminología, su obra no pretende ser ecofeminista ya que lo que ella hace es arte, representación. Representaciones que muestran a mujeres en conexión con la naturaleza. Mujeres que han aprendido a relacionarse consigo mismas dejando de ser como tal únicamente mujeres, sino “sujeto-mujeres, individuos, seres humanos”, recalca.

Vemos entonces como Carmela alcanza ese sueño que imaginó. Apartándose de una visión de la naturaleza masculina en la que el hombre se enfrenta a ella. Lo que observamos son mujeres poderosas que han conquistado su plenitud. Para enfatizar esta imagen, en la serie Paraísos, recurre a la idea de la foto como cuadro de pintura heroico. En realidad, ya no importa tanto el género, como la condición humana. “En el fondo, las identidades, sean de género o de cualquier otro tipo, no son más que fantasías e ilusiones”, determina. Llegados a este punto, el feminismo ha llegado a su meta, aquella que imaginó la artista.
 

DATOS DE INTERÉS
Título: Autoras de utopías
Artista: Carmela García
Comisariado: Margarita Aizpuru
Organización: Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid. Dirección General de Promoción Cultural
Lugar: Sala Canal de Isabel II (C/ Santa Engracia, 125. Madrid)
Fechas: del 16 al 02 de mayo de 2021
Horarios y actividades: consultar
Precio [entrada a exposición]: gratuita