Papicha, sueños de libertad | La dimensión simbólica de los cuerpos

Rosana G. Alonso
Conecta

La moda se convierte en ‘Papicha, sueños de libertad’, ópera prima de Mounia Meddour, en un símbolo de resistencia frente al fundamentalismo que quiere anular la dimensión corporal femenina

Papicha, sueños de libertad | StyleFeelFree

Imagen de Papicha, sueños de libertad | StyleFeelFree

Papicha es la jerga argelina que se utiliza para referirse a una chica guapa y moderna. Así es Nedjima, la protagonista de Papicha, sueños de libertad, ópera prima de Mounia Meddour. Recreada a finales de los años noventa, la película está enfocada en un período oscuro para Argelia, el que se conoce como la Década Negra durante la cual tuvo lugar una Guerra Civil que enfrentó al gobierno con diversos grupos integristas islámicos. Esto tuvo su origen en la crisis económica de los años 80. A partir de aquí, gran parte de la sociedad empezó a apoyar a grupos islámicos. Así quedó reflejado en las elecciones de 1991. En primera vuelta, el Frente Islámico de Salvación (FIS) obtuvo un gran apoyo. El gobierno, atemorizado ante la posibilidad de que se instaurase un régimen islámico que hiciera peligrar la democracia, se alzó, antidemocráticamente, suspendiendo la segunda vuelta e ilegalizando al FIS.

Desde 1991 la violencia fue escalando hasta que llegó a su apogeo en 1997. Es precisamente este año el que recompone Meddour en Papicha, sueños de libertad. La cineasta hace memoria y aunque tanto los hechos más dramáticos, como la construcción del personaje principal, están ficcionados, parte de su propia experiencia personal en Argelia, donde estudió un año de periodismo, antes de que su familia decidiera abandonar el país para instalarse en Francia. Con una trama que no busca tanto esclarecer hechos, como alzar a un personaje femenino que se erige como una heroína, la película podría encuadrarse dentro de un feminismo audiovisual de nuevo cuño. Aquí podríamos incluir también cintas como Bar Bahar. Entre dos mundos o Mustang. Son filmes cuya finalidad más llamativa es la de convulsionar los roles con personajes femeninos arrolladores con los que los públicos fácilmente empatizan.

Dentro de esta corriente cinematográfica que pone en foco a las mujeres, sus demandas y su visión de un mundo hasta hace poco de mirada predominantemente masculina, Papicha, sueños de libertad está claramente encaminada a agitar conciencias que tienen su origen en los cuerpos. El hecho de que en la escritura del personaje de Nedjima la realizadora pensase en una joven que confecciona ropa no es fortuito. Esta decisión cobra una dimensión simbólica que se rebela contra el fundamentalismo del que son víctimas sobremanera las mujeres, ya que este atenta, en primer lugar, sobre sus cuerpos, anulándolos. La moda se convierte de esta manera en un símbolo de resistencia. Y es esta perspectiva la que sobresale poniendo brío a un metraje no exento de ciertos artificios, que pasamos por alto cuando comprendemos que lo importante aquí es necesariamente la reconstrucción y el alzamiento de un femenino, sea ilusorio o realista.
 

Consulta los ESTRENOS DE LA CARTELERA DE CINE DEL 2020 con valoraciones de películas
Rosana G. Alonso

Rosana G. Alonso

Periodista cultural, librepensadora crítica observando las dinámicas sociales desde una perspectiva feminista que se abre a los otrxs, creadora contemporánea y alma mater de SFF.