Rosa GA

‘Un minuto de silencio’, el documental del italiano Ferdinando Vicenti Orgnani, hace un repaso por la reciente vida política y social de Bolivia

Un minuto de silencio | documental | stylefeelfree
Cartel de Un minuto de silencio de Ferdinando Vicentini | StyleFeelFree

El mundo está lleno de contradicciones y los políticos tienen que lidiar con ellas volviéndose muchas veces —la historia lo ratifica— contradictorios desde la distancia que propician los despachos, el peso administrativo y los intereses económicos. El documental Un minuto de silencio dirigido por Ferdinando Vicentini Orgnani (Milán, 1963) lo corrobora. Centrado en la historia reciente de Bolivia y con testimonios muy valiosos como los de Álvaro García Linera —vicepresidente de Bolivia—, Gonzalo Sánchez de Lozada —ex-presidente de Bolivia— o Felipe Quispe —líder del movimiento indígena— que muestran una intencionalidad plural, la narración hace un recorrido desde los años noventa, cuando comienza el mandato presidencial de Gonzalo Sánchez de Lozada, hasta la actualidad con Evo Morales como presidente desde 2006.

El repaso de la vida política y social del país, salpicado de esa Bolivia colorista arraigada a la tierra con sus civilizaciones antiguas, está marcado por dos acontecimientos cruciales que marcaron el destino del país sacudiéndolo : la llamada guerra del gas con Lozada como presidente que le obligaría a buscar el exilio en los EEUU y ya con Evo Morales elegido presidente por clamor popular, los conflictos que surgirían con la población indígena de las tierras bajas por el proyecto de construir una carretera que atravesaría el Tipnis —territorio indígena y parque nacional Isiboro-Secure—. Curiosamente el primer presidente indígena que sería uno de los grandes opositores a las políticas imperialistas de Lozada, la voz del pueblo, sería el mismo que acabaría decepcionando a gran parte de sus votantes con un proyecto con muestras evidentes de intereses cocaleros, más teniendo en cuenta que Evo Morales sigue siendo el líder de los productores cocaleros del Chapare-Cochabamba y que mientras se muestra como un defensor del medio ambiente, “ha intentado de todas las maneras posibles impedir que más de treinta mil indígenas de Trinidad llegasen a la Paz después de caminar durante dos meses recorriendo más de mil kilómetros” apunta el cineasta italiano. De hecho, bajo su gobierno ha multiplicado la producción de coca muy por encima de la necesaria para su consumo tradicional —en Bolivia, como en otras regiones andinas, se usa para el consumo diario como alimento y medicina, obviamente, no como cocaína para lo cual la hoja tiene que ser alterada en laboratorios—.

Fernando Vicentini viajó a Bolivia seis veces entre junio de 2008 y diciembre de 2011 y en estos viajes pudo apreciar de primera mano la transformación gradual del país hacia lo que considera una dictadura moderna  que define como “un régimen capaz de utilizar todos los instrumentos, lícitos e ilícitos, para mantener el poder”. Aun así, el filme da voz a todas las partes y se mantiene cuerdo desde la responsabilidad de no tomar partido explícitamente, con una estética loable, un lado humanista y un ritmo marcado por los acontecimientos y las imágenes de una Bolivia que sigue conservando una identidad unida a la tierra, mientras se puede escuchar otra voz que viene desde el exilio, desde los EEUU, a dónde Ferdinando también viajó para tener diferentes perspectivas de este Un minuto de silencio, título que hace alusión al discurso de investidura de Evo Morales como presidente de Bolivia, cuando pedía un minuto de silencio por los indígenas muertos por la resistencia indígena. Un minuto de silencio  que aquí se convierte en un minuto para la reflexión.
 

Tráiler de Un minuto de silencio de Ferdinando Vicenti Orgnani | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Un minuto de silencio
Dirección: Ferdinando Vicenti Orgnani
Guión: Ferdinando Vicenti Orgnani
Protagonistas: Evo Morales, Álvaro García Linera, Gonzalo Sánchez De Lozada, Carlos Mesa, Jeremy Rosner, Stanley Greenberg, Felipe Quispe, Carlos Valverde y otros
Fecha de estreno España: 27 de Febrero de 2015 en Barcelona. Pendiente de estreno en Madrid tras el fallido estreno del documental en Casa América
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2015 con valoraciones de películas