Xo & Yu
Conecta
Últimas entradas de Xo & Yu (ver todo)

De aspecto rústico y tonos naturales, los vestidos de punto se alzan como una de las propuestas más interesantes para un verano, en el hemisferio norte, en el que buscamos conectar con lo natural

Hace ya varias temporadas rescatábamos el crochet como una de las tendencias más refrescantes del verano de 2017. En aquella ocasión subrayábamos el Do it yourself, porque las piezas más versátiles eran los tops —menos laboriosos de componer— , aportando un aire refrescante a todo el conjunto. No obstante, ya veíamos como el tricot empezaba a apuntar fuerte y definía el estilo de todo tipo de prendas. Y además, lejos de quedarse en algo pasajero, este verano vuelve más imponente que nunca. Pero en esta ocasión, nos dejamos seducir por vestidos de punto que enfatizan nuestra conexión con la naturaleza. Étnicos y sensuales para un atardecer bajo puestas de sol de ensueño cerca de la costa. O más fáciles de llevar, para poner durante todo el día en modo lazy.

CLAVE:
Aunque los vestidos de punto aceptan todos los largos, el largo midi en tonos ocres es un acierto seguro

Otro de los motivos por los que incidimos en esta tendencia es que, pensando ya en la vuelta de las vacaciones, son propuestas que encajan muy bien en las colecciones crucero. Esto es, colecciones intermedias, entre el paso de una estación a otra. Por otra parte, las tonalidades que mejor se adaptan a este estilo, las tonalidades beis y terrosas, favorecen los bronceados ligeros y los tonos de piel naturales. En cuanto a las técnicas más interesantes que adoptan estos vestidos, nos inclinamos por recomendar los puntos acanalados que simulan plisados y los acabados tipo rústico que enfatizan lo artesanal. Además, las fibras vegetales como el algodón, el lino, el cáñamo, el yuste o el kenaf son las opciones más recomendables. Pero sin duda, la gran baza está en los escotes inusuales, las aberturas laterales y los juegos de composición que resaltan el pecho, simulando un dos piezas de lo más sugerente.

Reivindicando un compromiso ecológico y admitiendo todos los largos, desde el mini hasta el largo a los tobillos, los vestidos de punto son una apuesta segura para adaptarnos a una realidad post-covid. Queremos volver poco a poco a una normalidad que siempre nos ha resultado ajena a nuestro modo de sentir y pensar el mundo. Por eso, recuperando, en apariencia, modos artesanales que parecen cumplir con ciertos códigos éticos, nos sentimos más en consonancia con nuestro entorno. Es un momento en el que queremos reconciliarnos con la naturaleza, y adoptar tiempos más pausados. Para escuchar a la tierra y desde ese lugar, reencontrarnos.
 

Vestidos Punto | Verano 2021 | StyleFeelFree

Imágenes de pasarela 2021 | Tendencias Moda: vestidos de punto | StyleFeelFree

Vestidos Punto | Verano 2021 | StyleFeelFree

Imágenes de pasarela 2021 | Tendencias Moda: vestidos de punto | StyleFeelFree

Vestidos Punto | Verano 2021 | StyleFeelFree

Imágenes de pasarela 2021 | Tendencias Moda: vestidos de punto | StyleFeelFree