Christopher Plummer está en su mejor momento y es el eslabón de ‘Todo el dinero del mundo’ de Ridley Scott, una cinta que plantea la mayor disyuntiva del mundo posmoderno: el dinero o los afectos