La cinta ‘La vida de Adèle’, dirigida por Abdellatif Kechiche, tiene escenas sexuales explícitas que forman parte de un guion poco escurridizo que no involucran al espectador, dejándolo al margen como mero voyeur