Tras el impulso de Leonard Lauder que donó el pasado año su colección de obras de Picasso, Braque, Gris y Léger al Met, ahora el Museo hace una exposición que reúne a los máximos exponentes del cubismo