El panorama musical danés está cambiando con la presencia de voces femeninas, creadoras de algunos de los hits más potentes que arrasan en las pistas de baile