La novia del desierto | Cinematografía de lo popular

Acercándonos una cinematografía de lo anecdótico en lo popular, que tanto necesitamos, La novia del desierto rompe esquemas con encuadres perfectos y personajes extraordinarios

La novia del desierto | StyleFeelFree

Fotograma de La novia del desierto | StyleFeelFree

Alrededor de las leyendas populares siempre hay historias asombrosas, alimentadas por el deseo humano de tener fe ante una sobrerrealidad que nos hace sentir minúsculos y desorientados. Hasta hace relativamente poco tiempo en la crítica de cine canónica lo popular y lo anecdótico, asociado a lo local, no tenía muy buena prensa, con lo cual historias maravillosas acababan obligadas a dar un paso atrás para favorecer un falso universalismo, que no pocas veces colaboraba con una cultura del cliché vinculada a un pernicioso neoliberalismo.

La novia del desierto confirma que las narrativas contemporáneas están cambiando, entre otras cosas porque aunque pueda persistir cierta desconfianza hacia lo local, ponerlo de relieve es la única herramienta que tiene la cinematografía conectada a lo social, para escapar de la estratificación a la que tiende un mundo virtual ordenado y metódico que aisla a las personas en grupos afines, que miran con recelo lo distante. Protagonizada por una espléndida Paulina García que interioriza en su personaje con el mismo ímpetu que lo hizo en Gloria, la magnífica cinta de Sebastián Lelio, La novia del desierto es un filme íntimo, que brilla en la simplicidad de una historia que se recrea en un ominisciente local que nos permite entrar en la piel de ese otro marginado en su contexto específico. Aquí una mujer en sus cincuenta años, que estaría condenada en la historia del cine tradicional al ostracismo. Muy al contrario Cecilia Atán y Valeria Pivato le ponen alas a su personaje central femenino para que, a vista de pájaro, pueda percibir el mundo tal cual podría ser, no tal cual nos ha obligado a mirarlo una teoría de lo universal que en el siglo XX ha sentenciado a la mujer en función de su edad y su físico a una injusta suerte.

Cuando el cine latinoamericano más reciente está cosechando portentosas películas porque privilegia precisamente una realidad que nos acerca al otro, sin máscaras, y sin tratar de imitar un cine de todos y de nadie, La novia del desierto se sitúa como una cinta que cuida hasta el último detalle para volver sobre una cinematografía de lo anecdótico en lo popular, que tanto necesitamos. Con encuadres perfectos y personajes extraordinarios (tampoco me gustaría olvidarme de Claudio Rissi, tan majestuoso como su compañera de reparto), se convierte en un pasaje por lo que importa, el latido de la vida en cada ser humano, sin que medien sus condiciones. Tan llenos de frustraciones y desesperanza como estamos, pero al mismo tiempo con la fe necesaria para seguir adelante, atravesando un desierto, que aquí se convierte en metáfora de los itinerarios individuales que acaban cruzándose, tarde o temprano, con la perturbación del autodescubrimiento.
 

Tráiler de La novia del desierto | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Teresa, en sus cincuenta años, tiene que abandonar Buenos Aires, donde lleva tres décadas trabajando como empleada doméstica para la misma familia. Lo que ocurre es que la familia vende la casa y ya no la necesita. Aunque es lo último que desearía y estaba muy apegada a la familia donde servía, coge un autobús, decidida a atravesar más de 2000 km para llegar a una nueva residencia donde también trabajará como sirvienta. En el camino, un incidente, mientras se encuentra en Vallecito, la tierra de la milagrosa “Santa Correa”, le obliga a aplazar su llegada al nuevo destino. Entonces conoce a El Gringo, un vendedor ambulante con quien atravesará el desierto, buscando algo que Teresa había perdido.
FICHA TÉCNICA
Título original: La novia del desierto
Duración: 78 minutos
Dirección: Cecilia Atán y Valeria Pivato
Guion: Cecilia Atán y Valeria Pivato
Fotografía: Sergio Armstrong
Dirección artística: Mariela Rípodas
Vestuario: Beatriz Di Benedetto y Jam Monti
Música / banda sonora: Leo Sujatovich
Montaje: Andrea Chignoli
Reparto: Paulina García y Claudio Rissi
Fecha de estreno España: 31 de agosto de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Cannes (2017): Sección Oficial “Un Centain Regard”
Festival de San Sebastián (2017): Sección Horizontes Latinos
Nominaciones:
Jerusalem Film Festival (2017): Nominada al Premio FIPRESCI
Philadelphia Film Festival (2017): Nominada a Mejor Ópera Prima
Premios Fénix (2017): Nominada a Mejor Actriz (Paulina García)
Premios Sur (2017): Nominada a Mejor Música Original, Mejor Guion y Mejor Ópera Prima
Premios:
Festival de Cine de Lima – PUCP (2017): Premio a Mejor Ópera Prima
Festival de Cine Iberoamericano de Huelva (2017): Premio a Mejor Película, a Mejor Actriz (Paulina García) y a Mejor Actor (Claudio Rissi)
Premios Cóndor de Plata de Cine argentino (2018): Premio a Mejor Ópera Prima, Premio a Mejor Actor de Reparto (Claudio Rissi) y Premio a Mejor Música (Leo Sujatovich)
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter