Un sol interior | Paréntesis para psicoanalizar la soledad

Aunque la obra de Claire Denis en su conjunto es extraordinaria, Un sol interior no deja de ser un paréntesis que sin embargo explica muy bien la ansiedad de las relaciones, en clave femenina, en la posmodernidad

Un sol interior | StyleFeelFree

Fotograma de Un sol interior | StyleFeelFree

En esta semana en la que Madrid está a punto de clausurar el 1er certamen de Cine por Mujeres se estrena Un sol interior de Claire Denis, uno de los nombres más prominentes del cine francés y europeo, que tengo la sensación, como me pasa con muchas creadoras (no solo en la industria cinematográfica), ha estado en un injustificado segundo plano en una cinematografía predominantemente masculina y de turbadora mirada, valga la redundancia, masculina. Si bien, matizando este punto, hay que reconocer que en los últimos meses se está vislumbrando un avance a este proceder. Empezando por la iniciativa del certamen mencionado, que ya constata una necesidad de tomar medidas al respecto, y siguiendo porque se ha incrementado tímidamente la presencia de realizadoras en las salas de cine comerciales, aunque todavía sorprende lo difícil que sigue siendo la exhibición en España de películas realizadas por mujeres, todo sea dicho, con una presencia muy fuerte en festivales. Además de que los guiones independientemente de que sean hombres o mujeres quienes los escriban, están comenzando a subvertir muchos condicionantes de género.

Concretamente, la asombrosa carrera de Claire Denis que ahora estrena Un sol interior, una de las pocas películas de esta directora que se proyecta en salas comerciales (que tenga noticia, solo se estrenó Una mujer en África protagonizada por una Isabelle Huppert espléndida, diría incluso en uno de sus papeles más representativos) es un ejemplo que ayuda a entender por qué es necesario recalcar estas desigualdades. Pero para ello habría que recuperar, especialmente, los primeros trabajos de la realizadora francesa, con gran conocimiento del continente africano y de los complejos legados del colonialismo, y situar Un sol interior en este mapa de bifurcaciones que abren un diálogo al que le suceden elocuentes puntos suspensivos, dejándole al espectador la posibilidad de intervenir rescatando detalles velados, lo que le coloca en un lugar privilegiado muy pocas veces respetado por los cineastas. Porque a decir verdad, el filme que presenta ahora, en tono de comedia, algo inusual en su trayectoria, es como un lapso en el camino, un paréntesis que no ilumina su legado, si bien permite una lectura a pie de página. Una anotación que contempla la necesidad de ser introspectiva situándose en el diván del psicoanalista para desahogarse, tarea que comparte con su co-guionista Christine Angot, consiguiendo entre ambas transformar lo dramático en cómico, para hacer de lo sórdido un punto álgido que permite la digresión.

De hecho, solo en ese mapa del que hablaba se entenderá esta orientación que encubre una sagaz mirada en clave femenina y feminista, en un momento en el que conviene enfocar lo que significa, sin caer nuevamente en el cliché, ya sea que provenga de otro ángulo. En este sentido hay que reconocerle a Denis una acertada visión de la ansiedad de las relaciones en la posmodernidad, desde un punto de vista de mujer, en donde con total seguridad, muchas se verán reflejadas en este retrato vívido sobre la soledad y el desafecto en una sociedad que se percibe muy desigual también en el intercambio afectivo. Aquí sobresale la presencia de Juliette Binoche, radiantemente natural, en un papel que la presenta sin máscaras aunque su personaje sea una consecuencia más, incluso en el atuendo que poco a poco se relaja y libera, de esa misma problemática. Un personaje protagonista impecable, que nos permite disfrutar de una Binoche desencadenada y desorientada. Lo que le lleva hasta una última escena junto a Gérard Depardieu en la que de improviso el ritmo se ralentiza, reincidiendo una y otra vez sobre lo mismo, como queriendo enfatizar la frustración que atiende. Es posible que en este instante el espectador se desconecte. Sin embargo, logra explicar muy bien las idas y venidas, así como los vacíos emocionales en territorios hipercapitalizados y socialmente construidos para la pertenencia.
 

Tráiler de Un sol interior | StyleFeelFree Youtube

 

SINOPSIS
Isabelle, una artista divorciada, está envuelta en una espiral de relaciones pasajeras que la llenan de ansiedad. Los hombres pasan por su vida pero no se quedan, lo cual la lleva a sentirse terriblemente sola, a pesar de que a nivel profesional ha conseguido establecer una posición sólida.
FICHA TÉCNICA
Título original: Un beau soleil intérieur
Duración: 94 minutos
Dirección: Claire Denis
Guion: Claire Denis y Christine Angot
Fotografía: Agnès Godard – AFC
Dirección artística: Arnaud de Moleron
Vestuario: Judy Shrewsbury
Música / banda sonora: Stuart A Staples
Montaje: Guy Lecorne
Reparto: Juliette Binoche, Xavier Beauvois, Philippe Katerine, Josiane Balasko, Sandrine Dumas, Nicolas Duvauchelle, Alex Descas, Laurent Grevill, Bruno Podalydès, Paul Blain, Valeria Bruni-Tedeschi, Gérard Depardieu
Fecha de estreno España: 06 de abril de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival de Sevilla (2017): Sección Oficial
Nominaciones:
Premios César (2018): Nominada a Mejor Actriz (Juliette Binoche)
Premios del Cine Europeo (2017): Nominada a Mejor Actriz (Juliette Binoche)
Premios:
Festival de cine de Cannes – Quinzaine des Réalisateurs (2017): Premio SACD
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter