Marea humana | Los rostros de la migración

Ai Weiwei en Marea humana se convierte en el otro para invitarnos a mirar de la misma forma al migrante que huye del horror, para acabar en otro horror

Marea humana | StyleFeelFree

Fotograma de Marea humana | StyleFeelFree

SINOPSIS
Partiendo de Lesbos, en Grecia, Ai Weiwei se embarca en un viaje por distintos países que están experimentando la crisis de refugiados, para poner rostro y voz a los numerosos desplazados, hacinados la mayor parte del tiempo, en campos de refugiados en condiciones infrahumanas. El artista chino busca de esta forma explicar la magnitud del problema de los migrantes, así como denunciar las nuevas medidas que se están tomando al respecto.

Poco después de la caída del muro de Berlín, en 1989, los Scorpions estrenaron Wind Of Change, un tema que se convirtió rápidamente en proclama popular, al augurar tiempos de cambio en donde los niños del mañana podrían compartir sueños. Actualmente, la humanidad está muy lejos de alcanzar ese sueño que hablaba de igualdad de oportunidades, cuando las fronteras en los últimos años se han multiplicado prácticamente por siete desde que el Telón de Acero finalmente se desintegrase, en un momento clave de la historia que culminó con la caída del muro de Berlín y su significado tanto físico como simbólico. La última década del siglo XX en este sentido, lejos de ser modélica, se percibe ahora más hospitalaria comparada con una actualidad asentada en un populismo patriótico forjado en el control de la migración, que amenaza seriamente la libre circulación de personas tanto en Europa como en EEUU. Claro que las circunstancias son otras y los desplazamientos por conflictos han aumentando considerablemente en nuestra década. Sin embargo, los políticos en lugar de buscar soluciones creativas, se asientan en viejas doctrinas que mantienen una calma interrumpida y ficticia en el llamado Primer Mundo.

Ante este panorama desolador es lógico que algunos creadores reaccionen tratando de ordenar una realidad sobredimensionada por el miedo que hace posible la aplicación de políticas limitadoras que protegen un neoliberalismo que no evoluciona sino para hacerlo más fuerte, asentando cada vez más firmemente a la oligarquía empresarial que lo sustenta. Ai Weiwei en Marea humana analiza todo esto, no como mero espectador sino como participante que comprende que el otro podría ser él, que de hecho lo fue, que sigue siéndolo de alguna forma. Mostrando paisajes, fragmentos poéticos y rostros que hablan y explican sus circunstancias, al menos sitúa la magnitud del problema de los migrantes que atraviesan el infierno para acabar, con mucha suerte, en otro infierno. Pero eso es otra historia, traspasar las fronteras y pedir asilo, entrando en otra complicada espiral, como refleja el documental Stranger in Paradise que pudimos ver en DocumentaMadrid 2017, cada vez está más distante. Demasiado. Las fronteras no solo son simbólicas, arañan de verdad a una marea humana difícilmente contenible y repleta de historias personales que Niels Pagh Andersen, montador de este filme, ha ordenado con un sentido del orden y poético admirable, que tiene la misión de hacernos sentir, aunque solo sea en un instante de lucidez humana, el otro. De Siria, Afganistán, Irak, Palestina o distintas regiones de África. Perseguidos por pertenecer a grupos minoritarios, como les ocurre a los rohinyás de Birmania occidental, o simplemente huyendo de la muerte y el hambre. Ai Weiwei lejos de encontrar una solución se queda con una palabra: “respeto”. Un mensaje contundente que aparece en un cartel que porta un refugiado que está en una cola con otras personas en su misma situación. Respeto. El derecho a la vida implica la posibilidad de tener una vida libre y pacífica en una sociedad justa. Habrá que empezar por ahí. Aquí y allí. Y en los lugares intermedios.
 

Tráiler de Marea humana | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Human Flow (Marea humana)
Duración: 144 minutos
Dirección: Ai Weiwei
Guion: Chin-Chin Yap, Tim Finch, Boris Cheshirkov
Fotografía: Murat Bay, Christopher Doyle, Lv Hengzhong, Wenhai Huang, Koukoulis Konstantinos, Renaat Lambeets, Dongxu Li, Johannes Waltermann, Ai Weiwei, Ma Yan, Zanbo Zhang, Xie Zhenwei
Música / banda sonora: Karsten Fundal
Montaje: Nils Pagh Andersen, Nils Pagh Andersen, Martin Hoffmann
Fecha de estreno España: 06 de abril de 2018
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Cinema for Peace Awards (2018): Nominada al Premio Cinema for Peace
Satellite Awards (2017): Nominada a Mejor Película Documental
Festival Internacional de Cine de Valladolid (2017): Nominada a Mejor Película
Festival de Cine de Venecia (2017): Nominada al León de Oro a Mejor Película
Premios:
Bambi Awards (2017): Premio Courage (Ai Weiwei)
Festival de Cine de Venecia (2017): Premio CICT-UNESCO Enrico Fulchignoni, Mención Especial – Fair Play Cinema Award, Premio Fondazione Mimmo Rotella, Mención Especial – Human Rights Film Network, Premio Leoncino d’Oro Agiscuola – Cinema for UNICEF
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2018 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter