La herida (The Wound) | Rompiendo el pacto de silencio

La herida es una película muy valiente que habla abiertamente sobre prácticas tradicionales y homosexualidad en un continente por descubrir

La herida (The Wound) | StyleFeelFree

Fotograma de La herida (The Wound) | StyleFeelFree

SINOPSIS
Xolani trabaja de obrero y además es cuidador, una vez al año, de jóvenes que se inician en el rito de la ukwaluka, una tradición ancestral practicada en Sudáfrica y que se considera el camino para que los adolescentes se conviertan en hombres. Esta vez tiene a su cargo a Kwanda, procedente de Johannesburgo, un chico despierto, con sus propias convicciones a cerca de los modos de vida tradicionales. Kwanda sobresale de entre el resto de iniciados por ser de ciudad, de familia acomodada y por tener otras ideas, que le llevan a percatarse de que su cuidador mantiene una relación secreta con otro hombre. Este hallazgo podría poner en peligro la convivencia de la comunidad.

¿Qué ocurre realmente durante el ukwaluka? El ukwaluka es una práctica ancestral que practica la etnia xhosa en Sudáfrica. A través de este rito iniciático los adolescentes entran en la edad adulta. Apartados de la comunidad en campamentos aislados y tutelados por instructores que los cuidan, los jóvenes tienen que superar, como preámbulo, la circuncisión, que se practica, aparentemente, sin ningún tipo de medida higiénica.

Lo que ocurra durante el ukwaluka se queda allí. Hay muchos tabúes en África porque mantener tradiciones poco o nada adaptadas a la diversidad e igualdad de los géneros y sus conductas, implica realizar pactos de silencio. El silencio comienza con la misma circuncisión puesto que sobrevivir a una práctica realizada con pocas garantías ya es un acto heroico. Y aquí empieza el problema, en esa heroicidad exigida que obliga a soportar el dolor como una señal de masculinidad. Una masculinidad hipertrofiada de cara a la galería y llena de recovecos e intimidades que se quedan entre los implicados. La homosexualidad es en este escenario un tabú porque considerarla, siquiera, implicaría cuestionar una tradición encasquillada, sus esquemas y sus obsoletos modos en sociedades que no contemplan la equidad y la libertad.

Con su primera película John Trengove entra al trapo rompiendo el pacto de silencio y deshaciendo el tabú. La herida es una película muy valiente que no se queda en la superficie planteando un punto de vista que huye de la retórica pensada para adoctrinar. Trengove expone los hechos e imagina las consecuencias de unos actos en una sociedad que conoce y explora. Parte de las declaraciones de Robert Mugabe, el que fue hasta hace muy poco el Presidente de Zimbabue durante casi cuarenta años desde que el país obtuvo su independencia en 1980, cargo ahora afrontado por Emmerson Mnangagwa tras la precipitada renuncia de Mugabe causada por la intervención del ejército. El líder africano, como anteriormente otros, ha participado de la idea de que la homosexualidad es un signo de la decadencia occidental que amenaza a la cultura tradicional. Lo que hace el realizador sudafricano es poner esas ideas como eje del argumento de La herida. ¿Qué pasaría si alguien descubriese que esas ideas preconcebidas a cerca de la masculinidad son solo una máscara que podría poner en peligro tradiciones ancestrales, que son miradas con recelo por activistas de movimientos sociales que defienden los derechos humanos?

La herida es la película que revela las zonas oscuras de la tradición. No hay sin embargo intención moralizante. En la forma de abordar estas tradiciones encubiertas que deja al amparo de las posibles realidades, está su mayor fortaleza, que no se derrumba, ya que el sostén lo mantiene la memorable interpretación de Nakhane Touré, un músico que se mete en la piel de su personaje como si no necesitase interpretar. La herida queda al descubierto pero no se sabe hasta el final cómo será tratada. Depende de cómo evolucione la sociedad a la sombra de gobernantes que como Mugabe no han sabido enfrentar nuevos retos ni económicos, ni sociales. El cine tiene una misión muy importante para incentivar el necesario debate en el continente africano y Trengove da un paso al frente, como anteriormente lo hizo Zeresenay Mehari con Difret, también cuestionando ciertas tradiciones, que se distancian de lo cultural, para preservar los demonios de sociedades patriarcales.
 

Tráiler de La herida (The Wound) | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Inxeba (The Wound)
Duración: 88 minutos
Dirección: John Trengove
Guion: Malusi Bengu, Thando Mgqolozana, John Trengove
Fotografía: Paul Ozgur
Diseño de producción: Bobby Cardoso y Solly Sithole
Vestuario: Lehasa Molloyi
Música / banda sonora: João Orecchia
Montaje: Matthew Swanepoel
Reparto: Nakhane Touré, Bongile Mantsai, Niza Jay Ncoyini
Fecha de estreno España: 15 de diciembre de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
Festival Internacional de Cine de Sundance (2017)
Nominaciones:
Festival de Cine de Sídney (2017): Nominada a Mejor Narrativa
Premios:
Festival de Cine de Cartago (2017): Premio a Mejor Película
Cinema Jove de Valencia (2017): Premio a Mejor Película
Cinema Jove de Valencia (2017): Premio a Mejor Actor (Nakhane Touré)
Durban International Film Festival (2017): Premio a Mejor Actor (Nakhane Touré)
Durban International Film Festival (2017): Premio a Mejor Director de Sudáfrica
Festival de Cine de Londres (2017): Premio al Primer Largometraje en Competición
Festival de Cine de Mumbai (2017): Premio del Jurado
Festival Internacional de Cine Gay & Lésbico de Torino (2017): Premio a Mejor Película
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2017 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter