Hotel Cambridge | Unidos por la desigualdad

La experiencia del contacto físico con la realidad convierte a Hotel Cambridge, de Eliane Caffé, en un asombroso proyecto participativo que pone de relieve la urgencia de enfocar el problema de las personas sin hogar, entre las que se encuentran los refugiados

Hotel Cambridge | StyleFeelFree

Fotograma de Hotel Cambridge | StyleFeelFree

SINOPSIS

Brasileños sin hogar y refugiados procedentes de Palestina, el Congo, Colombia o Siria, conforman una gran familia que conviven en el antiguo Hotel Cambridge, un edificio abandonado, en el centro de Sao Paulo, que han ocupado. Aquí la tragedia y la esperanza van de la mano, en un presente urgente que les motiva a organizarse para subsistir y tratar de impedir un desalojo inminente anunciado por las autoridades. Aún así y a pesar de las dificultades del día a día, la convivencia y las historias resultantes de ella, son el tema central de la película.

El discurso de los refugiados se ha incorporado a la agenda de los medios, poco más o menos, en los dos últimos años. Si hasta el 2015 prácticamente era inexistente la atención que recibían los migrantes en los distintos canales de comunicación que cubren la actualidad política, actualmente sigue siendo uno de los temas más candentes en la prensa internacional. Sin embargo, generalmente está centrado más en lo numérico, bajo una instrumentalización política que no enfoca las necesidades reales del problema y que ha acabado en una crisis sin precedentes. Atendiendo a la información que conocemos, poco sabemos qué pasa con ellos, inclusive, si consiguen permanecer legalmente en alguno de los países, supuestamente, de acogida, en los que esperan encontrar un lugar que les permita, como mínimo, subsistir. No obstante, recientemente ha trascendido en los medios el proyecto IMBY que incorpora las tiny houses [pequeñas casas desmontables de menos de 20m2] para que cualquier familia con jardín o terreno pueda acoger en su propiedad a uno o dos inmigrantes. Cuando la vivienda es un problema visiblemente obvio para los ciudadanos nacidos en muchos Estados, entre los que despunta el español, cómo dar el salto hacia un debate proactivo que busque soluciones efectivas, sigue siendo una cuestión de máxima urgencia, que sin embargo se dispersa en el calendario político, quedando relegado por otros asuntos que fácilmente se pueden colar como primordiales, si el enfoque se sobredimensiona.

Con el problema sobre la mesa, Hotel Cambridge, podía ser una película que en cambio lo esquivara o buscara una dramatización excesiva, pero Eliane Caffé acostumbra a tener una mirada que atiende a lo colectivo y a lo individual, para abordar cuestiones que como en Narradores de Javé, buscan poner de relieve, desde la desdramatización, la tragedia local, sin esquivarla, y haciendo así visibles las prácticas políticas habituales en beneficio del interés privado que acostumbra a escudarse en un ilegítimo interés general, para usurpar territorios que fomentan la desigualdad social. Aunque haya puntos en común con Narradores de Javé, el reto al que esta vez se enfrentaba con Hotel Cambridge la cineasta brasileña, exigía un encuadre que si quería vérselas con la realidad, tenía que llamar a su puerta. Algo que efectivamente hizo, contactando con varios colectivos que entendían verdaderamente la problemática que se retrata y que han conseguido, entre todos, hacer una de las películas más vitales, comprometidas y extraordinarias de lo que llevamos de año. Así, con personas reales que estaban ocupando de facto el hotel, por pura necesidad, y un equipo de confianza, Caffé compone un trabajo coral, mucho más diáfano que los anteriores, en el que con la participación del Movimiento de Personas Sin Hogar (FLM) que facilitaron el acceso a un edificio ocupado, la escuela de arquitectura Escola da Cidade que transformaron los espacios para poder rodar y mejorar al mismo tiempo la habitabilidad de los ocupantes del edificio, y colectivos como el español Basurama, que organizó talleres que posibilitaron el reciclaje de objetos de desecho, se consigue hacer realidad un proyecto cinematográfico a medio camino entre la ficción, lo documental, y lo artístico en lo performativo, así como en una fotografía meticulosamente estudiada, que huye de lo intrincado y de las zonas oscuras, poniendo el foco donde importa, sin que nada resulte redundante. Hotel Cambridge es puro derroche de vitalidad, esperanza y ganas de mejorar el mundo transformándolo en una Torre de Babel donde es posible aunar esfuerzos, culturas y modos distintos de observar la realidad, que se unifican con el diálogo, en un cine brasileño que está empezando a ponerse de relieve en las salas españolas.

 

Tráiler de Hotel Cambridge | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Era o Hotel Cambridge (Hotel Cambridge / The Cambridge Squatter)
Duración: 100 minutos
Dirección: Eliane Caffé
Guion: Eliane Caffé, Luis Alberto de Abreu, Inês Figueró
Fotografía: Bruno Risas
Diseño de producción: Carla Caffé
Dirección artística: Carla Caffé
Música / banda sonora: Lucia Pulido
Montaje: Márcio Hashimoto
Reparto: José Dumont, Suely Franco, Carmem da Silva Ferreira, Magaly Silva, Jussamara Leonor Manoel
Fecha de estreno España: 15 de septiembre de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Premios:
Festival Internacional de cine de Rio de Janeiro (2016): Premio de la audiencia a Mejor Película
Festival Internacional de cine de Rio de Janeiro (2016): Premio FIPRESCI a Mejor Película Brasileña
Festival Internacional de cine de Rio de Janeiro (2016): Premio a Mejor Montaje
63 Festival Internacional de Cine de San Sebastián (2015): Premio Cine en Construcción
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter