Estados Unidos del Amor | Estética del malestar emocional

Estados Unidos del Amor tiene el mismo espíritu que Las amargas lágrimas de Petra von Kant de Rainer Werner Fassbider. Tras una excelente composición, milimétricamente estudiada, hay un interés por profundizar en los sentimientos anclados a la realidad

Estados Unidos del Amor | StyleFeelFree

Fotograma de Estados Unidos del Amor | StyleFeelFree

SINOPSIS
Es el año 1990 y Polonia despierta tímidamente al capitalismo. En este escenario cuatro mujeres que componen otros tantos relatos, dibujan el espíritu de la época. Agata, Marzena, Renata e Iza, se sienten solas y atrapadas por una realidad que no les permite realizarse como quisieran. Agata en un matrimonio que aborrece, mientras se siente poderosamente atraída por un sacerdote. Renata envuelta en un idilio con el padre de una alumna de la escuela que dirige donde también trabaja su hermana, Marzena, una ex miss que aspira a algo más que ser profesora de aerobic. Y finalmente, Renata, una excéntrica mujer que en su jubilación, se obsesiona con su vecina, la misma Marzena.

Una de las primeras películas que me sacudió por dentro y me hizo darme cuenta de que el cine tenía sentido cuando era capaz de mostrar sus entrañas sin recurrir a fórmulas fue Las amargas lágrimas de Petra von Kant de Rainer Werner Fassbinder. Desde entonces siempre he perseguido en el cine la misma sensación, la de entrar en territorios sentimentales desconocidos que me arrastraran, a través de una estética propia y lograda que atravesara fragmentos de la realidad, de la sentimentalidad real.

Con Estados Unidos del Amor de Tomasz Wasilewski vuelvo en cierta forma a revivir aquella extraña sensación que me dejó fascinada cuando asistí al espectáculo fassbinderiano que luego heredó el austríaco Ulrich Seidl llevándolo hasta las últimas consecuencias.

Wasilewski lleva tan solo tres largometrajes en su hacer pero su interés por explorar en la identidad y la sexualidad no puede entenderse solo como una forma de provocación, porque además, hay en su hacer elementos que perturban esa realidad, transportándola a parajes mágicos. Junto a esto, subsiste además una inclinación hacia la existencialidad del ser humano en el tiempo, que ya se advierte en W sypialni, su primera cinta, un relato en el que comienza una andadura que no teme cruzar campos de espinos para entrar de lleno en los problemas de la sociedad contemporánea: la soledad, la alienación, la búsqueda del placer en sociedades mercantilizadas y el ser humano ya como una mercancía que en Estados Unidos del Amor convierte a la mujer, a sus cuatro mujeres, en seres desesperanzadamente cosificados.

El trabajo de las cuatro actrices que componen este relato de relatos aquí es extraordinario. La dirección de Tomasz Wasilewski se advierte muy efectiva en este sentido para lograr llegar tan profundo, capa a capa, hasta traspasar el propio cuerpo. Hay que reconocer, no obstante, que además de estas poderosas interpretaciones y de una agudeza del guión que escapa de lo recurrente, gran parte del mérito de estos Estados Unidos del Amor está en los sobrecogedores y sublimes encuadres de Oleg Mutu, habitual de un buen número de las películas  de Cristian Mungiu, que consiguen que la sexualización de esta cinta entre de lleno en el terreno argumental, sin acoplarse a él sin más. Lo hace porque una historia tan desgarradora exigía cierta violencia para dar consistencia a la trama que se desarrolla en medio de una pureza formal exquisita, que ya comenzó a fraguarse muy notoriamente en su anterior filme, Plynace wiezowce, en la que la fotografía estuvo a cargo de Jakub Kijowski, igualmente elocuente en unos primeros planos incisivos que dejan paso, en estos Estados Unidos del Amor, a memorables planos secuencia que meten al espectador de lleno en un malestar emocional que parece ser ya la clave de este realizador polaco al que no pienso perderle la pista, porque intuyo que todavía le quedan muchas historias por contar. De esas que te hacen pensar en el cine como un medio que puede ser brutalmente sincero, cuando se escapa de una absurda lógica comercial que enmascara la realidad con patentes poco o nada verosímiles.
 

Tráiler de Estados Unidos del Amor | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Zjednoczone Stany Milosci (United States of Love / Estados Unidos del amor)
Duración: 106 minutos
Dirección: Tomasz Wasilewski
Guion: Tomasz Wasilewski
Fotografía: Oleg Mutu
Diseño de producción: Marcel Slawinski, Katarzyna Sobanska-Strzalkowska
Dirección artística: Katarzyna Sobańska
Vestuario: Monika Kaleta
Montaje: Beata Walentowska
Reparto: Julia Kijowska, Magdalena Cielecka, Dorota Kolak, Marta Nieradkiewicz, Andrzej Chyra, Lukasz Simla, Tomek Tyndyk
Fecha de estreno España: 7 de julio de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Berlin International Film Festival (2016): Nominado al Oso de Oro (Tomasz Wasilewski)
Camerimage (2016): Nominada a Mejor Fotografía (Oleg Mutu)
Camerimage (2016): Nominada a Mejor Dirección (Tomasz Wasilewski)
Chicago International Film Festival (2016): Nominada a Mejor Película
Premios Europeos de Cine (2016): Nominada a Mejor Guion Europeo
Istanbul International Film Festival (2016): Nominada al Golden Tulip de la Competición Internacional
Polish Film Festival (2016): Nominada a Mejor Película
Premios:
Berlin International Film Festival (2016): Premio Oso de Plata al Mejor Guion (Tomasz Wasilewski)
Polish Film Festival (2016): Premio a Mejor Diseño de Vestuario (Monika Kaleta)
Polish Film Festival (2016): Premio a Mejor Dirección (Tomasz Wasilewski)
Polish Film Festival (2016): Premio a Mejor Montaje (Beata Walentowska)
Polish Film Festival (2016): Premio a Mejor Actor Secundario (Lukasz Simlat)
Polish Film Festival (2016): Premio a Mejor Actriz Secundaria (Dorota Kolak)
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter