Clash | Ritmo en estado de sitio

Como en su ópera prima, El Cairo 678, Mohamed Diab vuelve sobre la esfera social y política egipcia, si bien, en Clash, su punto de vista lo sitúa como un realizador más preciso y rítmico en la complejidad

Clash película | StyleFeelFree

Fotograma de Clash | StyleFeelFree

SINOPSIS
Verano del 2013 en el Cairo. Justo después de la destitución del presidente islamista Morsi, la revolución egipcia de 2011, vuelve a un concurrir en un nuevo episodio decisivo y confuso, secundado por los disturbios violentos que tienen lugar en la calle. En este escenario, algunos manifestantes, de convicciones religiosas y políticas diferentes, son arrestados y confinados al interior de un furgón policial a través del cual se percibe lo que ocurre fuera, mientras en su interior la convivencia tampoco es fácil. A través de estos protagonistas, entre ellos dos periodistas, descubriremos la dimensión humana de lo político.

Con El Cairo 678, película con la que Mohamed Diab debutó como realizador en 2010, se alzó una voz de protesta en el Mundo islámico. Desde entonces el cine procedente de Oriente Medio, incluyendo el Norte de África, en sociedades donde el integrismo islámico está presente, no ha dado un paso atrás. Es de hecho el cine que anticipa una revolución que abarca el postulado de que la revolución será feminista o no será. El Cairo 678, se mire por donde se mire , es una película feminista, como luego también lo fueron otras cintas como Mustang  o Bar Bahar. Quizás ninguna de ellas excepcionales, pero sí sobresalientes y gloriosas por un qué y un quién necesarios. Con lo cual, por mucho que la etiqueta de feminismo esté actualmente tan estigmatizada como sobreexpuesta, en el cine sigue siendo la única arma no beligerante y eficaz para combatir la desigualdad en los roles, en el tratamiento, en el punto de vista, y en definitiva, en el relato que se difunde. No solo para orientar hacia donde debemos de ir. Se trata, especialmente, de hablar de la imperiosa actualidad en el mundo.

Han pasado siete años desde ese primer largometraje y han pasado también muchas cosas en Egipto. Para un realizador comprometido como Mohamed Diab eso significa que era necesario volver a implicarse en la realidad, desde una dimensión que acercándose a lo político, se detiene en lo humano. La única posibilidad de aproximarse al verano de 2013 cuando, según quien lo interprete, la revolución llegó a su punto álgido o el golpe de Estado barrió con lo que había, únicamente para perpetuar el orden de las cosas. De todas formas, el propósito de la revolución fracasó. Y ese fracaso social ejemplificado en un disenso entre semejantes que ocupan un mismo territorio, es lo que Diab trata de explicar en su nuevo proyecto, Clash, por medio de un guion esmerado en la concreción de personajes que buscan abarcar el mayor estrato social. El guion de Clash  es un rompecabezas armado que explica lo difícilmente explicable, pero es su consecución la que alza al realizador egipcio a un lugar reservado para cineastas iluminados. La confinación de los personajes de esta película, que concurren en el espacio reducido de un furgón policial, lejos de llevar a ángulos muertos, permite explorar en los recodos de lo humano, lo político y lo social, para narrar abarcando puntos de vista que se dirigen hacia la desesperanza de un caos, que en la nocturnidad, se vuelve brillante y elocuentemente descriptivo. A Mohamed Diab le queda mucho camino por andar, pero con este Clash está marcando un ritmo excelente que no evita miradas, incluso en estado de sitio.
 

Tráiler de Clash | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Eshtebak (Clash)
Duración: 97 minutos
Dirección: Mohamed Diab
Guion: Khaled Diab y Mohamed Diab
Fotografía: Ahmed Gabr
Dirección artística: Hend Haidar
Vestuario: Reem El Adl
Música / banda sonora: Khaled Dagher
Montaje: Ahmed Hafez
Reparto: Nelly Karim, Hany Adel, Tarek Abdel Aziz, Ahmed Malek, Ahmed Dash, Husni Sheta, Aly Eltayeb, Amr ElKady, Mohamed Abdel Azim, Gamil Barsoum, Ashraf Hamdy, Mohamed Tarek, Ahmed Abdel Hamid, Walid Abdel Hamid, Walid Abdel Ghany, May Elghety, Mohamed El Sebaey, Mohamed Abu Elsoa’ud, Mohamed Radwan, Mohamed ElSouisy
Fecha de estreno España: 2 de junio de 2017
FESTIVALES Y PREMIOS
Festivales:
15 Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastian (2016)
Nominaciones:
69 Festival de Cine de Cannes (2016): Nominada al Premio Una Cierta Mirada
Festival de Cine de Londres (2016): Nominada a Mejor Película
Festival de Cine de Munich (2016): Nominada al Premio CineVision a Mejor Película de un Director Emergente
Premios:
27 Festival de Cine de Carthage (2016): Premio a Mejor Fotografía (Ahmed Gabr)
27 Festival de Cine de Carthage (2016): Premio a Mejor Montaje (Ahmed Hafez)
27 Festival de Cine de Carthage (2016): Premio FACC para Mohamed Diab
27 Festival de Cine de Carthage (2016): Premio Tanit de Plata a Mejor Película
Festival Internacional de Cine de Kerala (2016): Premio a Mejor película
Festival Internacional de Cine de Kerala (2016): Premio de la Audiencia a Mejor Película
Seminci – Festival Internacional de Cine de Valladolid (2016): Premio Pilar Miró a Mejor Nuevo Director
Seminci – Festival Internacional de Cine de Valladolid (2016): Premio a la Mejor Dirección de Fotografía (Ahmed Gabr)
Seminci – Festival Internacional de Cine de Valladolid (2016): Premio Sociograph a la película más impactante
Festival de Cine de Montclair – MFF (2017): Premio de la Audiencia a Película de habla no inglesa
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter