El otro lado de la esperanza | Pintando sonrisas a la tragedia

Después de Le Havre Aki Kaurismäki continúa su trilogía portuaria con El otro lado de la esperanza, una cinta en la que vuelve a recurrir a un humor ácido, más acentuado que en sus anteriores trabajos, para explicar una realidad desencantada y mágica

El otro lado de la esperanza | StyleFeelFree

Fotograma de El otro lado de la esperanza | StyleFeelFree

SINOPSIS
Los caminos de Wikström y Khaled están destinados a cruzarse en El otro lado de la esperanza. Mientras Wikström acaba de dar un giro a su vida poniendo fin a su matrimonio y comenzando un poco rentable negocio, Khaled, un refugiado que llega a Helsinki oculto de polizón en un barco de carga, trata de pasar desapercibido tras la decisión de las autoridades finlandesas de repatriarle, al tiempo que busca la forma de reencontrarse con su hermana.

Cuando en Le Havre  Aki Kaurismäki hizo suyo el tema de la inmigración para alzar una voz justiciera, lo hizo desde un punto de vista mediado por una realidad que había que ajustar cinematográficamente. En El otro lado de la esperanza, la que es la segunda película de la trilogía portuaria, después de Le Havre, ese tono mágico-real se torna más urgente aún ya que los matices blancos y los negros se hacen también más evidentes para compensar una realidad sombría. Los extremos, cuando se dan en la cinematografía de Aki Kaurismäki, tienden a construir espacios para la reflexión. La bondad en su estado más puro contrasta con la ignorancia del que margina, ataca o acata leyes no pensadas para mejorar el mundo, sino para proteger intereses proteccionistas. En este juego de ajedrez, los diálogos son leves, se escurren para evitar un cierto paternalismo del que huye.

A medida que avanza en sus películas la voz de Kaurismäki va tornándose cada vez más incrédula en una realidad que supera la acción. El humor deja ya de ser un intermediario que ajusta el guión para convertirse en protagonista absoluto, acercándose peligrosamente a una práctica del absurdo que si no se filtra, puede acabar por quedarse en lo anecdótico que encuentra un paralelismo con el cine francés de Bruno Dumont. En El otro lado de la esperanza, el realizador finlandés juega con el filo de la navaja para volver sobre el tema de las personas en tránsito, los refugiados o los inmigrantes perseguidos por leyes que tienen que burlar si quieren sobrevivir o alzarse con un presente que les esquiva. Y en este juego, al que parece haberle pillado un truco envuelto en lo que ya empiezan a ser fórmulas, se desenvuelve de maravilla El otro lado de la esperanza. Pero los trucos de magia funcionan mejor cuando te pillan por sorpresa. Visto lo cual, ahora, crucemos los dedos para que el cierre de la trilogía no vuelva a tratar de pintarle la sonrisa al espectador. Aki Kaurismäki funciona muy bien en el lado puramente sombrío de la ficción que explica una realidad que como en Calamari Union, a veces, y sin guiños, se desenvuelve mejor desde lo abstracto o desde lo imposible que conecta con un subconsciente social al que es mejor no tratar de ponerle un bozal. Pero en cambio, si conviene buscarle una síntesis poética que ha sido el gesto predominante de la mayoría de los trabajos de Kaurismäki.
 

Tráiler de El otro lado de la esperanza | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Toivon tuolla puolen / The Other Side of Hope (El otro lado de la esperanza)
Duración: 98 minutos
Dirección: Aki Kaurismäki
Guion: Aki Kaurismäki
Fotografía: TIMO SALMINEN
Diseño de producción: Markku Pätilä
Vestuario: Tiina Kaukanen
Música / banda sonora:
Montaje: Samu Heikkilä
Reparto: Sherwan Haji, Kati Outinen, Tommi Korpela, Ville Virtanen, Sakari Kuosmanen, Matti Onnismaa, Janne Hyytiäinen, Ilkka Koivula, Kaija Pakarinen, Nuppu Koivu, Tuomari Nurmio, Jörn Donner
Fecha de estreno España: 7 de abril de 2017

FESTIVALES Y PREMIOS
Nominaciones:
Festival Internacional de cine de Berlín 2017: Nominada a Mejor Película
Premios:
Festival Internacional de cine de Berlín 2017: Premio a Mejor Dirección
Dublin Film Critics Circle Awards 2017: Premio a Mejor Actor para Sherwan Haji

Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter