La inconformidad de la forma

El siglo XXI comienza a coger impulso en la moda al reconocer que las pautas en torno a la silueta de la pasada centuria están obsoletas

Blade Runner (1982), que este año tiene prevista secuela para el próximo otoño con Blade Runner 2049, imaginó el mundo de 2019. A solo dos años de la fecha de sus vaticinios, podemos asegurar que en cuestiones de moda, las películas futuristas del siglo pasado se alejaron bastante de la realidad presente. Si miramos a nuestro alrededor, la moda más que inventarse se ha reinventado fortificada por una excesiva nostalgia, aunque no obstante la silueta extremadamente slim de principios de siglo, será determinante para entender los primeros años de este siglo cuando se miren con la perspectiva del tiempo. Independientemente de esto, es ahora cuando al menos parece que la silueta empieza realmente a distanciarse de la centuria anterior marcando sus propios parámetros. Y no precisamente porque se reinvente. La única revolución posible pasaba por adaptar las formas desproporcionadas a cuerpos que la sobrellevan evitando caer en figuras rigurosas que buscaban magnificar la presencia, como en la década de los ochenta. Algo que han visto especialmente los diseñadores de nuevo cuño entre los que destaca Demma Gvasalia ahora al frente de Balenciaga y uno de los creadores de Vetements, firma francesa fundada en 2009. A la que se le suman además firmas como Jacquemus, Anrealage, Hood By Air o Gypsy Sport entre otras.

CLAVE:
La silueta se aplasta y los hombros cobran relevancia estrechándose o ensanchándose en exceso para huir de las siluetas estandarizadas del fast-fashion. Aún así la confortabilidad sigue siendo un parámetro irrenunciable

Cuando los cánones de belleza empiezan a cambiar sustancialmente con la aceptación de un tallaje más amplio que deja de ser menos discriminatorio y también con la progresiva conciencia de que los rostros-máscara más que hermosos son estándar, la moda, la moda entendida como creación que bebe de la psicología y sociología contemporánea, si quiere seguir subsistiendo tiene que tener el rigor de adaptarse continuamente. Y ello solo es posible alejándose de las hormas. De ahí que las siluetas sean impuras, conscientemente malogradas para cuerpos imperfectos que sobrellevan como pueden las realidades sociales. Justo cuando la perfección, el sueño de la perfección, está supuestamente al alcance de cualquiera, la belleza deja de tener molde. Porque los moldes sirven únicamente para reproducir en serie. Y la moda, la moda como tal, tiene la obligación de huir de la estandarización.

Silueta 2017 | Moda | StyleFeelFree

Tendencias moda: Siluetas 2017 de la colección Otoño-Invierno 2016/17

Silueta 2017 | Moda | StyleFeelFree

Tendencias moda: Siluetas 2017 de la colección Otoño-Invierno 2016/17

Silueta 2017 | Moda | StyleFeelFree

Tendencias moda: Siluetas 2017 de la colección Otoño-Invierno 2016/17

Silueta 2017 | Moda | StyleFeelFree

Tendencias moda: Siluetas 2017 de la colección Otoño-Invierno 2016/17

Silueta 2017 | Moda | StyleFeelFree

Tendencias moda: Siluetas 2017 de la colección Otoño-Invierno 2016/17

Xo & Yu

Xo & Yu

Predicción de #tendencias #Moda y análisis de [contra]tendencias desde una visión que atiende lo identitario que marca el cambio social. Visto, luego [soy]