Paterson | La fuerza de los personajes corrientes

Jim Jarmusch en Paterson compone uno de sus mejores trabajos en tiempo, poniendo de relieve lo cotidiano

Paterson | StyleFeelFree

Fotograma de Paterson | StyleFeelFree

Alejado de los excesos del mainstream al cine de autor americano le van bien los personajes inspirados en lo cotidiano, de donde puede rescatar a individuos que aunque aparentemente puedan ser comunes, al sobrellevar con dignidad un destino al margen de los focos, resultan heroicos en sociedades repletas de luces activadas por la red de redes. Así, Jim Jarmusch, uno de los iconos del denominado cine indie estadounidense, en Paterson  pone como principal a Adam Driver interpretando con convicción a un conductor de autobuses soñador-poeta, pero pragmático y realista, una figura poco corriente pero extraída de ese común que puso de atención el cine social de factura inglesa, con una carga más dramática.

Como el personaje caracterizado por Eddie Marsan en Nunca es demasiado tarde  del inglés Uberto Pasolini, a través de los registros de Paterson, Jarmusch busca más la empatía en el espectador, que la proyección sobredimensionada, pero jugando también con cierto grado de idealismo. Algo que el intérprete de Mientras seamos jóvenes  resuelve con eficacia mostrándonos a un individuo que a primera vista pudiera llevar una vida rutinaria y poco llamativa, pero ello no implica que sea un perdedor. Lo que pretende el realizador de la reciente Gimme Danger, un documental sobre el grupo de música de los setenta The Stooge, es ensalzar su visión de un mundo repleto de individuos extraordinarios, que esquivan conscientemente la notoriedad, satisfechos con una vida al margen del éxito estandarizado. Algo que ya hizo con gran acierto Jarmusch en Noche en la tierra  (1991) poniendo de relieve a varios taxistas en distintas grandes ciudades de Europa y EEUU. Aquí lo consigue además haciendo que el actor principal reluzca fortificado por los planos detalle y una rigurosa planificación artística en la que destaca una poderosa fotografía, en ocasiones, con doble exposición, que se vislumbra como un recurso para ensalzar el transcurrir pausado de una vida. Una vida serena y plácida donde el trabajo, por tedioso y poco atractivo que aparente, no parece una carga. Una vida normal en donde la pareja es un estímulo y no solo una compañía, lo que deja tras de sí unos espléndidos y sensuales planos que se alejan de la mirada sexualizada a la que también sucumbió con poco éxito el propio Jim Jarmusch en Los límites del control. Por otra parte, en esa vida, en ese mundo, aunque este siga siendo un lugar poco sorpresivo, es el lugar que corresponde, donde sentirse bien. De ahí que el título de la película haga referencia a la ciudad de Paterson en los EEUU. Un emplazamiento en el que se sitúa el personaje, de nombre Paterson, un tipo aparentemente corriente, poco ambicioso, pero humanamente entrañable. Tal cual. Tan sencillo, tan extraordinario. En el cine independiente hay espacio de sobra para las personas, tan corrientes, como insólitas. Y es una delicia poder escapar de tanta estrella maqueada. Y es una delicia sobre todo porque Jim Jarmusch vuelve al ruedo con Paterson  cuando parecía que al siglo XXI no era capaz de sacarle el brillo como al XX.

Tráiler de Paterson | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Paterson
Dirección: Jim Jarmusch
Guión: Jim Jarmusch
Fotografía: Frederick Elmes
Diseño de producción: Mark Friedberg
Vestuario: Catherine George
Música / banda sonora: Sqürl
Montaje: Affonso Gonçalves
Poemas: Ron Padgett
Reparto: Adam Driver, Golshifteh Farahani, Kara Hayward, Sterling Jerins, Luis Da Silva Jr., Frank Harts, William Jackson Harper, Jorge Vega, Trevor Parham, Masatoshi Nagase, Owen Asztalos, Jaden Michael, Chasten Harmon, Brian McCarthy
Fecha de estreno España: 9 de diciembre de 2016
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter