K-Ribbon, tradición y modernidad en un nudo

El Centro Cultural Coreano presenta una exposición que bajo el título Constancia y Cambio de Corea, reúne los productos con denominación K-Ribbon que el gobierno coreano lleva impulsando desde 2015

Son cinco años los que el Centro Cultural Coreano desde su sede en el Paseo de la Castellana lleva promoviendo la Cultura y los estilos de vida de Corea del Sur. Ahora con la exposición K-Ribbon: Constancia y cambio de Corea,  le toca el turno a sus productos Premium, de la más excelente calidad, que están señalados con la marca K-Ribbon distinguida por un logotipo en rojo y azul que representa el nudo tradicional del Hanbok, la vestimenta tradicional de Corea. Con ello se pretende hacer un guiño a la unión entre la tradición y la modernidad para preservar las señas de identidad de Corea, en los hasta ahora 109 productos distinguidos con el signo del K-Ribbon impulsado por el gobierno coreano.

Divididos en 5 categorías: productos industriales gastronómicosmenús gastronómicosHanbok o vestimenta coreanaarte  y contenidos culturales; las particularidades que los aúnan son las de conjuntar en el gesto de un nudo, la identidad nacional del pueblo coreano a través de su rica artesanía, que representa la forma de expresión de unas raíces conservadas durante una historia repleta de duras pruebas.

Otro de los rasgos distintivos de estos productos se encuentra en el respeto a la naturaleza, algo que marca la diferencia entre Oriente y Occidente. Para los orientales, nos explican en el Centro Cultural Coreano durante nuestra visita con motivo de la presentación a la prensa de estos productos “es muy importante la convivencia con la naturaleza”.  De ahí que por ejemplo en la ropa tradicional coreana conocida como Hanbok se perciba una armonía entre curvas y rectas, sirviendo la curva como representación de las montañas. Esta vestimenta está confeccionada con ramio, una fibra textil natural que sigue empleándose para vestir ocasiones especiales como bodas. Asimismo, en la gastronomía, también se tiene en cuenta este principio de respeto hacia el entorno que se materializa en un interés por ofrecer una nutrición equilibrada caracterizada por ingredientes saludables cultivados en tierras fértiles que componen ricos manjares como el Kimchi, un plato tradicional fermentado y hecho a base de vegetales de temporada que se puede acompañar por ejemplo, con una cerveza de la marca Baeksejoo Kooksoondang para la que se emplean hasta 12 ingredientes entre los que se incluye ginseng, omija y vid de matrimonio chino.

Más allá de los productos culinarios y los trajes de fiesta, en esta selección de productos también tiene cabida la cerámica en la que se integra la idea de tradición armonizada con los nuevos tiempos, lo que da lugar a juegos de platos, tazones para licores u otros utensilios, indudablemente hermosos, como la porcelana blanca Cheonghwa Hyanghap.

Selección de productos K-Ribbon de Corea del Sur | StyleFeelFree

Selección de productos K-Ribbon | Ropa tradicional coreana Hanbok | Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

Selección de productos K-Ribbon de Corea del Sur | StyleFeelFree

Selección de productos K-Ribbon | Maqueta del Bibigo Rice. Interpretación moderna del bibimbap | Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

Selección de productos K-Ribbon de Corea del Sur | StyleFeelFree

Selección de productos K-Ribbon | Porcelana Blanca (cerámica Jipyeong) | Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree

StyleFeelFree

StyleFeelFree

Equipo de redacción