Bar Bahar. Entre dos mundos | El eco de las mujeres reales más allá de Occidente

Maysaloun Hamoud en Bar Bahar hace lo que tiene que hacer como mujer cineasta, decir ¡Basta! a los personajes femeninos improbables o ficcionados que no tienen razón de ser en pleno siglo XXI

Bar Bahar. Entre dos mundos | StyleFeelFree

Fotograma de Bar Bahar. Entre dos mundos | StyleFeelFree

A principios de año llegaba a las salas españolas Nahid  de la iraní Ida Panahandeh, una película que sin hacer demasiado ruido, nos mostró un convincente retrato de Irán a través de un personaje femenino no exento de contradicciones pero férreo en su voluntad, lo que nos acercaba a mujeres reales a través de las cuales también había lugar para la solidaridad entre iguales, mientras en el cine, a grandes rasgos, seguían (siguen) proliferando los retratos femeniles improbables, maqueados o con un cierto grado de perfidia, lo cual no impide que con ese rango de irrealidad o realidad sesgada por un cultural y social palpable pero manipulado desde la cimentación de valores, se construyan en ocasiones películas imponentes como las que lleva haciendo Nicolas Winding Refn, por poner un ejemplo, que acaba de estrenar The Neon Demon  ataviado por un elenco de perversas damiselas. De vuelta a Oriente Medio, ahora llega Bar Bahar,  la cinta de Maysaloun Hamoud, ambientada en Israel por protagonistas palestinas, para volver a darle al cine otra bofetada en la jeta y recordarle que los metrajes además de entretener, tienen que estar anclados en personajes convincentes, en femeninos convincentes, o que sirvan de inspiración para evitar envenenar a la sociedad con mensajes poco propicios, para que al fin sea efectiva una igualdad de géneros que favorezca un mundo más equitativo y saludable.

En Bar Bahar la resonancia de la conocida como Primavera Árabe marca el ritmo desde el principio al final con unos créditos luminosos que arrancan festivos para presentarnos lo que según Maysaloun Hamoud es el underground palestino, a través de tres mujeres que no responden a un único patrón. Como en Abriendo los ojos  de la tunecina Leyla Bouzid, presentada recientemente en la Primera Muestra del Cine Europeo celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, película en la que también el personaje principal es una joven repleta de ganas de vivir, el underground parece referirse a una evidente efervescencia que en los países árabes propició efectivamente una Primavera Árabe que aunque haya desfallecido sigue en el ímpetu y las ganas de cambiar las cosas que hacen que por ejemplo, las mujeres cineastas tengan una voz más implacable y potente que en muchos lugares de Europa a la hora de expresar sin miedo Kefaya! (¡Basta! ), el grito de guerra de millones de jóvenes árabes que propiciaron la revolución y que siguen esperando el cambio real que haga tambalear la tradición mal entendida. Aunque además, en el caso de Bar Bahar,  esperaba no solo significantes, también escenas esmeradamente más convincentes, no articuladas con soluciones que se anticipan precipitadas y que no calan tanto en el espectador como se esperaba de una película con tantos puntos de interés y tan bien caracterizada. Sigo queriendo tanto y más. Que las mujeres tengan voz, pero voces potentes que remuevan la efectista y efectiva, en algunos casos, cinematografía masculina. Lo que significa que todavía hay muchas mujeres con la boca sellada.

Tráiler de Bar Bahar. Entre dos mundos | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Bar bahr (Bar Bahar. Entre dos mundos)
Dirección: Maysaloun Hamoud
Guión: Maysaloun Hamoud
Fotografía: Itay Gross
Música / banda sonora: Mg Saad
Montaje: Itai Gross
Reparto: Mouna Hawa, Shaden Kanboura, Sana Jammalieh, Mahmoud Shalaby, Henry Andrawes, Ahlam Canaan, Ayman Sohel Daw, Riyad Sliman
Fecha de estreno España: 25 de noviembre de 2016
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2016 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter