Oporto, tendiendo puentes

Joven, accesible, sorprendente y amable, Oporto invita a una experiencia perfecta para escapadas inolvidables que participan de un clima, gastronomía y trato, difícilmente superables en otras ciudades europeas

Lejos de la majestuosidad asociada a un París vinculado a una sensibilidad cultural y nostálgica que pierde lustro según pasan los años, Oporto [Porto, en portugués, de donde deriva el nombre de Portugal], bañada por el Duero y con un emblema hermano a la torre Eiffel, el puente de Luis I, diseñado por Teófilo Seyrug y Artur Maury, discípulos de Gustave Eiffel, ofrece la posibilidad de adentrarse en un estilo de vida relajado con el que rápidamente cohesiona el viajero. Incluso, como visitantes de paso, es fácil contagiarse por un modo de ser portuense que parece estar en vías de extinción en otras ciudades contaminadas por una mala modernidad al servicio de un ritmo acelerado, en el que se pierde la atención al otro. En Oporto, en cambio, los modos tradicionales se asientan en costumbres perdidas y añoradas que invitan a experiencias en las que el tiempo, de pronto, parece detenerse o ir más despacio. Visto lo cual, hay tiempo para un buen paseo de corto o largo recorrido, en contacto con la naturaleza como invita el paseo marítimo de la orilla del Duero o los jardines del Palacio de Cristal ; o bien, descubriendo sus tesoros arquitectónicos que van más allá de su pintoresco centro histórico, como lo atestiguan la Casa de la Música o la Fundación Serralves, y los numerosos edificios que siguen conservando los característicos azulejos, tintados en su mayoría en azul ultramar, y que perseveran perennes en muchas iglesias y edificios emblemáticos como la estación de tren de São Bento, desde donde se puede iniciar trayecto a otras localidades cercanas como Aveiro, Braga o Guimarães. También hay tiempo para una charla amena mientras se saborean sus recomendables cervezas portuguesas y vinos de Oporto o verdes, acompañados, o no, de su extraordinaria gastronomía, según la hora del día. Tiempo para sentarse en una de sus muchas pastelerías, por la mañana o por la tarde para disfrutar de una merienda entrañable. Tiempo además para contemplar la ciudad a vista de pájaro desde las vistas que ofrecen la Torre dos Clérigos o el Puente de Luis I. Y tiempo para reflexionar y sentirse vivo en sus playas o mientras se recorren sus calles y callejuelas dejándose sorprender de que todavía subsistan esas pequeñas tiendas que parecen indicar que precisamente, el tiempo, no es un problema para un Oporto que en cambio se muestra joven, vital y entusiasta.

Visitar Oporto se convierte así en una experiencia que se ejemplifica viendo como el río Duero se encuentra con el Océano Atlántico, en la Foz do Douro, en la parte occidental de Oporto. Asimismo el visitante se fundirá, a golpe de vista, con una de las ciudades europeas con más encanto para escapadas placenteras a bajo coste y calidad asegurada. Una pequeña urbe que tendiendo puentes [la ciudad está atravesada por seis puentes] entre pasado y presente, consigue que el tiempo se pare.

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, vista desde los jardines del Palacio de Cristal | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto. Puente de la Arrábida al fondo | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, vista desde la catedral con la Torre dos Clérigos al fondo | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, Palacio da Bolsa | Foto: © Y.Yu para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto. A la izq estación de tren de São Bento | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, estudiantes universitarios | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, parque de la Cordoaria | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto, tranvía | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por © StyleFeelFree

Porto | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

Oporto por @StyleFeelFree

Porto, la Ribeira con Puente de Luis I | Foto: © R.Xo para StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
País: Portugal
Superficie: 41.66 km²
Población: 216.405 hab. (2015)
Idioma: Portugués
Moneda: Euro
StyleFeelFree

StyleFeelFree

Redacción