Neruda | El falso mito

La mirada de Pablo Larraín convierte a Neruda en un personaje de difícil calado, en una película con un arranque y un cierre para quitarse el sombrero

Neruda | StyleFeelFree

Fotograma de Neruda | StyleFeelFree

A Pablo Larraín, si tenemos en cuenta su filmografía, no parecen gustarle tanto los héroes como los antihéroes que marcaron su trayectoria con un extraordinario y controvertido Tony Manero  interpretado por un enorme Alfredo Castro como delirante contrasistémico, hereje de todo, narcisista sádico, en el segundo largometraje del realizador chileno. Castro, imprescindible en la filmografía de Larraín, vuelve nuevamente a formar parte del elenco de Neruda  en el sexto largometraje del realizador de la tremenda El Club, el proyecto anterior a este trabajo, personificando a Gabriel González Videla en un pequeño pero significativo papel, que complementa a otras interpretaciones más demostrativas, siempre portentosas bajo la tutela de uno de los nombres más significativos del nuevo cine realizado en Chile.

El director chileno, como también es un gran retratista de la historia de Chile de cariz político que no teme a los claroscuros, no podía sino pararse a pensar en la figura de Pablo Neruda buscando el ángulo difícil. Y este ángulo difícil lo resuelve aquí con la elocuente y acertada composición argumental de Guillermo Calderón que ha solucionado el conflicto Neruda  sumiéndose en el género policial. Así, persiguiendo a Neruda, pero sin intencionalidad de atraparle, como quedó latente en la biografía real, se soluciona la encrucijada del mito más grande que diera Chile. Artista y político militante, hedonista y grandioso desde la credulidad de sentirse un personaje que transciende su yo, Neruda es una celebridad mundial demasiado ampulosa para ser satisfecha en una biopic fidedigna; imposible, por otra parte. La solución que administra Pablo Larraín es descubrirle en lo que denomina una  falsa biopic  que se deleita en lo literario generando que la historia quede sumida en otra historia mostrándonos así un Neruda que se divisa un tanto esperpéntico con la magnífica labor interpretativa de Luis Gnecco acompañado por el retrato lúcido de Mercedes Morán. Pero desde lejos, sin reparar en juicios de valor que se pierden entre el absurdo y la farsa, Neruda solo se perfila, dejando así al espectador la opción de enjuiciarle libremente.

Parece ser que el poeta amaba las novelas policiales. La película presentada como si fuese un delirio del propio Neruda imaginándose a sí mismo como héroe de guerra que tiene que escapar de Chile tras los desencadenantes políticos de la década de 1940 que le obligaron a planear su huída hacia París donde le esperaba el abrazo cálido de Picasso y la prensa, es una película que estéticamente se resuelve con un arranque y final extraordinarios, consagrándola como la cinta más redonda, desde el punto de vista artístico, de Pablo Larraín hasta la fecha. Veremos cómo se resuelve ahora Jackie, su primera película internacional de habla inglesa, pendiente de estreno en España e interpretada por Natalie Portman.

Tráiler de Neruda | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Neruda
Dirección: Pablo Larraín
Guión: Guillermo Calderón
Fotografía: Sergio Armstrong, ACC
Diseño de arte: Estefanía Larraín
Vestuario: Muriel Parra
Música / banda sonora: Federico Jusid
Montaje: Hervé Schneid, ACE
Reparto: Luis Gnecco, Gael García Bernal, Mercedes Morán, Pablo Derqui, Michael Silva, Jaime Vadell, Alfredo Castro, Marcelo Alonso, Francisco Reyes, Alejandro Goic, Emilio Gutiérrez Caba
Fecha de estreno España: 23 de Septiembre de 2016
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2016 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter