Helmut Newton visionó a la mujer del siglo XXI

Los discursos de género anticipados por Helmut Newton vuelven a estar de actualidad con la exposición que le dedica el FOAM de Ámsterdam, una ocasión para redescubrirlo atendiendo a una mirada conectada con la realidad presente

Helmut Newton | StyleFeelFree

Self Portrait with Wife and Models, Vogue Studio, Paris 1981 © Helmut
Newton Estate / Maconochie Photography | StyleFeelFree

Pocos fotógrafos en su concepción de imágenes femeninas han creado tanta polémica como el fotógrafo alemán Helmut Newton (Berlín, 1920 – California, 2004) desde que comenzara a abordar el cambio de rol del género femenino en la década de 1970, incrementando un discurso al que se sumaron también los estilismos propiciados por la vestimenta de diseñadores como Yves Saint Laurent, contribuyendo a fomentar una imagen femenina tan andrógina como sensual, a través del traje pantalón y esmoquin escenificados con gran sentido de la composición y el juego de claroscuros por la cámara de Newton para el Vogue francés en 1975. Imágenes ya iconográficas que darían el salto a una intervención en los roles de género que iría desarrollando paulatinamente en sus sesiones fotográficas, al más puro estilo Marlene Dietrich al desnudo de sello alemán, frío, provocador y con una agresividad latente, de cariz erótico, que reta al que mira obligándole a entrar de lleno en ese juego del rol a desempeñar por la mujer, que pasa, con el fotógrafo alemán, de ser pasivo a ser activo; o en caso de pasividad, el papel se asume desde una posición diligente que implica una observancia que no enjuicia la violencia, el erotismo y el deseo que también tienen sello femenino. Lo que lleva a pensar, ¿acaso Helmut Newton ilustró a la nueva mujer que surgiría en torno a los diez del siglo XXI, dispuesta a asumir el control saqueado por el hombre durante siglos? Solo hay que ver sus desnudos de mujeres en grupo, ejércitos de mujeres desafiantes y decididos. Intimidantes. Feminazis, subvirtiendo su concepción peyorativa en una apropiación del término para quitarle su concepción despectiva como hicieran los afroamericanos con el concepto de nigga. En este caso, con bandera de FEMEN justicieras.

La exposición retrospectiva que ahora le dedica el FOAM de Ámsterdam sucede a la anterior gran retrospectiva en el Grand Palais de París en 2012, la primera que se le dedicó a Helmut Newton después de su muerte en un momento en que los asuntos en torno al género vuelven a ser reclamados después de unos noventa y comienzos de siglo letárgicos en la defensa de valores que buscasen mejorar la condición de la mujer en la sociedad. Recuperar su legado, hacerlo visible precisamente en estos momentos, es una oportunidad de descubrir esas fotografías desafiantes con otra mirada. Instantáneas poderosas que también adoptaría en los ochenta, con la mujer como objeto de estudio, el estadounidense Robert Mapplethorpe, otro gran provocador que en cambio centró más su trabajo en el homoherotismo desde una concepción enfocada al arte. Si bien, es crucial, en relación al trabajo de Newton, rescatar la obra de Mapplethorpe paralela a la del fotógrafo alemán, para insistir, desde el peso de la actualidad, en sus retratos de mujeres dominantes y poderosas, musculadas y displicentes que vuelven a recordarnos más que nunca, que la mujer comienza a estar cansada de un rol sumiso aprendido e impuesto. Una mirada que en Helmut Newton, desde un enfoque ajustado a las directrices de la moda, apunte que conviene recordar para guiar a los que encuentran diferencia entre moda y arte; buscó, más allá del desnudo, lo que reivindica este a través de poses hieráticas y desafiantes que desmitifican los estereotipos por medio de imágenes que revierten la postura de la mujer objeto sobredimensionándola en un mecanismo de percepción, convirtiéndola en fetiche terrestre, en tótem sagrado que reivindica los atributos femeninos no ya como objetos, sino como armas de poder que pueden compararse o asemejarse desde su diferencia, con los atributos masculinos, históricamente vistos como símbolos de supremacía.

Apuntes en relación a la exposición en el FOAM

La retrospectiva del FOAM de Ámsterdam cuenta al igual que la que se celebró en el Grand Palais, con 200 fotografías que abarcan desde las primeras copias, que raras veces se han visto, hasta fotografías monumentales. La mayoría de las cuales son copias antiguas de la colección de la Fundación Helmut Newton en Berlín. Además,también se proyecta la película realizada por su esposa June Newton en junio de 1995.

DATOS DE INTERÉS
Título: Helmut Newton – A Retrospective
Artista: Helmut Newton
Comisariado: Matthias Harder, comisario de la Fundación Helmut Newton
Lugar: FOAM (Keizersgracht 609, Amsterdam)
Fechas: 16 de junio de 2016 – 4 de septiembre de 2016
Entrada: Adultos 10€, estudiantes 7,50€
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter