Madame Bovary | Flaubert actualizado

Mia Wasikowska consigue hacer de Emma, el personaje de Flaubert en su novela más reconocida, una heroína actual que encaja el guión de Madame Bovary, dejando tras de sí hermosas imágenes que componen lienzos clásicos

Madame Bovary | StyleFeelFree

Fotograma de Madame Bovary | StyleFeelFree

El interés actual por el personaje que compuso Gustave Flaubert no es casual. Madame Bovary  admite registros que se ajustan perfectamente con la mujer en sociedades contemporáneas. En la versión de Madame Bovary  realizada por Sophie Barthes hay una lograda intención de ajustar el personaje para que no resulte anacrónico. Aunque la adaptación está inspirada en una novela ambientada en el siglo XIX y llevada a la gran pantalla en repetidas ocasiones, la más reciente interpretada por Isabelle Huppert y dirigida por Claude Chabrol en 1991, la dirección de Barthes está encaminada para destacar en Madame Bovary  su cariz más heroico, subrayando su fuerza y arrojo, en contraste con una vulnerabilidad melancólica y dúctil que da perspectiva a su personaje llevándola al trágico final diseñado por Flaubert para Emma, si bien aquí con un desarrollo más efusivo que se adapta mejor a lo visual. Interpretada por Mia Wasikowska, la nueva Emma Rouault, se convierte en un personaje femenino que busca su lugar en una sociedad en la que no encaja. Por ello mismo, desde la actualidad, resulta una figura que se entiende en su fuero interno que la lleva a no detenerse ante sus pasiones.

Visto a través de los ojos de otra mujer, la realizadora Sophie Barthes, la nueva versión de una de las novelas más célebres del siglo XIX se vuelve más abierta a interpretación y menos encorsetada en registros maqueados, así como enérgicamente luminosa por el efecto de composiciones visuales bien administradas en las que destaca el lucido diseño de vestuario y una fotografía que deja tras de sí bellas imágenes. No hay peros, salvo quizás la deslucida y poco convincente interpretación de Ezra Matthew Miller como Léon Dupuis. La nueva Madame Bovary es una película coherente, entretenida y bien dibujada por Mia Wasikowska, que rescata la frescura de Claire Danes en sus interpretaciones de unos noventa en los que despuntó en Mujercitas  de Beth March y pasó a la historia por Romeo y Julieta  de Baz Luhrmann. Aún así, esta Madame Bovary posiblemente no sea bien recibida por los críticos más anticuados, esos que en cuanto ven en los créditos el nombre de una realizadora con poco trajín a sus espaldas, y para más, enzarzada en una película de época que además, es una adaptación, buscan la forma de justificar peros injustificables.
 

Tráiler de Madame Bovary | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Madame Bovary
Duración: 118 minutos
Dirección: Sophie Barthes
Guión: Sophie Barthes, Felipe Marino (Adaptación de la novela Madame Bovary de Gustave Flaubert)
Fotografía: Adrij Parekh
Diseño de producción: Benoît Barouh
Vestuario: Valérie Ranchoux
Música / banda sonora: Sacha Galperine, Evgueni Galperine
Montaje: Mikkel E.G. Nielsen
Reparto: Mia Wasikowska, Ezra Miller, Henry Lloyd-Hughes, Paul Giamatti, Rhys Ifans, Logan Marshall-Green, Laura Carmichael, Olivier Gourmet
Fecha de estreno España: 20 de mayo de 2016
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter