László Moholy-Nagy, ilusionista de realidades

Moholy-Nagy: Future Present, la primera retrospectiva integral en EEUU de László Moholy-Nagy ya puede presenciarse en el Guggenheim de Nueva York. De aquí se trasladará al Instituto de Arte de Chicago y posteriormente al LACMA de Los Ángeles

Creía en el potencial del arte como vehículo para la transformación social, trabajando mano a mano con la tecnología. Renovador en su obra personal y como docente en la Bauhaus de Weimar a donde llegó después de la contrarrevolución en Hungría, László Moholy-Nagy (Hungría, 1895-EEUU, 1946) llevó su impronta a Chicago, en los EEUU, ciudad a la que emigró en 1937, como la mayor parte de los miembros de la institución de arte, cuando el nazismo comenzó a arrasarlo todo. Si bien, ya había abandonado la Bauhaus prosiguiendo su trabajo fotográfico en Berlín, desde donde dejó una notable influencia en los grafistas alemanes, en su intento de aunar tipografía y fotografía, convencido de que en conjunto, eran un medio de comunicación visual coherente y poderoso. Ahora, la gran retrospectiva que le dedica el Guggenheim de Nueva York en colaboración con el Instituto de Arte de Chicago y el museo de Arte del condado de los Ángeles (LACMA) es una buena ocasión para conocer su metodología multidisciplinar tanto fuera como dentro de los EEUU. En total se presentan más de 300 obras procedentes de colecciones públicas y privadas de toda Europa y Estados Unidos, algunas de las cuales nunca antes se habían mostrado al público estadounidense.

Moholy-Nagy: Future Present  ofrece la oportunidad de adentrarse en la carrera completa de este influyente profesor de la Bauhaus y fundador del Instituto de Diseño de Chicago. Artista versátil, abrió el camino para el trabajo y las prácticas multimedia e interdisciplinarias. Entre sus innovaciones destacan sus experimentos con la fotografía sin cámara a las que llamó fotogramas, creaciones de gran rigor técnico que se alejan del carácter lúdico que confirió a la misma técnica Man Ray. Gran teórico y pionero de la fotografía de 35 mm con diapositivas en color, investigó además todas sus posibilidades convencido de su valor. En su afán por probar nuevas prácticas ensayó con materiales poco convencionales para su época. Como muestra, los moduladores espaciales, híbridos de pintura y escultura hecha de plexiglás. Su trabajo al frente de la vanguardia por desencanto con las limitaciones de la pintura tradicional, tampoco tuvo inconveniente en moverse entre las bellas artes y las artes aplicadas, persiguiendo al mismo tiempo las lógicas de la luz, la transparencia y el movimiento, muy visibles en sus lienzos abstractos compuestos por formas geométricas flotantes, así como en  los Moduladores de luz y espacio, construcciones de planos transparentes entre los que la luz y la sombra jugaban creando sorprendentes formas.

La muestra que inicia recorrido en el Guggenheim de Nueva York está presentada en el centro neoyorkino siguiendo una estructura cronológica a excepción del espacio reconstruido en la High Gallery. Se trata de Room of the present, un espacio concebido por Moholy-Nagy en 1930 pero nunca realizado en vida del artista que murió joven, víctima de la leucemia a los 51 años. Este trabajo a gran escala contiene reproducciones fotográficas, películas, diapositivas, documentos y réplicas de arquitectura, teatro y diseño industrial, incluyendo una réplica realizada en 2006 de su cinética Light Prop  para un escenario eléctrico (Lichtrequisit einer elektrischen Bühne, 1930). Room of the Present, que se expondrá en las tres exposiciones donde podrá verse la muestra (Guggenheim de Nueva York, Instituto de Arte de Chicago y el LACMA de Los Ángeles) ilustra la creencia del artista en el poder de las imágenes y su acercamiento a ellas a través de diversos medios, un paradigma de gran relevancia hoy en día con el mundo tecnológico en constante cambio y evolución. La importancia de László Moholy-Nagy radica en el hecho de que fue un artista íntegro en el sentido de que nunca abandonó su curiosidad y ganas de experimentar. Un creador que dejó una huella enorme en varias generaciones posteriores de artistas, manteniendo la idea de que toda actividad artística parte de la creación de la realidad, en oposición a la imitación de esta.

László Moholy-Nagy | StyleFeelFree

Fotograma, 1941 de © László Moholy-Nagy | © 2016 Hattula Moholy-Nagy/VG Bild-Kunst, Bonn/Artists Rights Society (ARS), New York | StyleFeelFree

László Moholy-Nagy | StyleFeelFree

Room of the Present  ideada por László Moholy-Nagy construída en 2009 desde planos y otras documentaciones de 1930 | © 2016 Hattula Moholy-Nagy/VG Bild-Kunst, Bonn/Artists Rights Society (ARS), New York | StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: Moholy-Nagy: Future Present
Artista: László Moholy-Nagy
Comisariado: Karole P. B. Vail (exposición del Guggenheim)
Lugar: Solomon R. Guggenheim Museum, 1071 Fifth Avenue, New York
Fechas: 27 de mayo de 2016 – 7 de septiembre de 2016
Horario: De 10:00 a 17:45 horas (excepto sábados: 10:00 a 19:45h / jueves: cerrado)
Entrada: Adultos:25$ / estudiantes y mayores (más de 65 años) 18 $ / miembros y niños menores de 12 años gratis / sábados a partir de las 17:45: paga lo que quieras
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter