Karin Sander, lo simbólico real

La artista Karin Sander en galería Helga de Alvear cuestiona el universo mismo del arte y la realidad, volviendo simbólico lo cotidiano

Karin Sander | StyleFeelFree

Obra de la serie “Kitchen pieces” de Karin Sander en Helga de Alvear | Foto: © StyleFeelFree

En realidad, ¿deja una lechuga de ser una lechuga por estar incrustada en la pared de una galería de arte? Si no, ¿por qué entonces nos vemos inmersos en una extraña sensación que no deja de ser emocional, al contemplar ensimismados como una simple verdura o fruta, descontextualizada, obligada a estar en un lugar que no le corresponde, al verse fijada a una pared de un blanco impoluto que resalta su color, es capaz de hacernos plantear tantas cuestiones? En la galería madrileña Helga de Alvear la serie Kitchen pieces  de la artista alemana Karin Sander (Bensberg, 1957) se manifiesta impactante. Aquí se puede ver un desfile meticuloso de frutas y verduras naturales que componen una franja decorativa, a modo de cenefa en la pared, que a golpe de vista impresiona por varias razones. En un primer momento, su sentido y precisión estética interfieren en la percepción consiguiendo que el espectador olvide que son plantas vivas. Si bien, desde una predisposición más reflexiva, es tanto su condición vital como su capacidad nutriente, lo que nos predispone a sentirnos afectados por el hecho de verlas clavadas de esa guisa en la pared. Verduras como las de hojas que dejan de ser tal y extienden sus brazos al suelo como exhaustas de ser, pinchadas e inmóviles en una superficie diáfana y plana, desposeídas de su sentido y significado. Frutas y hortalizas intencionalmente sometidas a un proceso que las desnaturaliza y al mismo tiempo, las revela en su condición natural, mostrando la individualidad representativa de cada pieza declarada desde su emancipación de su entorno cotidiano. Es por esto que su representación se humaniza, revelando una condición experiencial que no deja de ser delirante y al mismo tiempo, se vislumbra dotada de un cierto romanticismo que pierde su circunstancial pop no desde la materialidad pero si desde su iconicidad, para someterse a la voluntad de un espectador que puede caer en la tentación de ser juiciero, lo cual no deja de ser una lógica más que avala la intención misma del arte conceptual: repensar la intencionalidad de lo artístico o lo esencial de la vida partiendo de lo natural y desechando quizás lo artificial en un universo cada vez más prefabricado . Ahora bien, ¿somos capaces de establecer las fronteras que separan lo vital de lo artificial? Llegados a este punto, ¿hasta dónde podemos intervenir la vida? ¿Cuándo somos conscientes de que hemos traspasado las fronteras que separan lo moral de lo amoral? Y para concluir, ¿hay moral en los sistemas del arte?
 
Karin Sander | StyleFeelFree

Obra de la serie Kitchen pieces  de Karin Sander en Helga de Alvear | Foto: © StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: Kitchen Pieces
Artista: Karin Sander
Lugar: galería Helga de Alvear (Dorctor Fourquet, 12, Madrid)
Fechas: 21 de Abril de 2016 – 15 de Julio de 2016
Entrada: entrada libre
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter