Remember | Los asuntos pendientes, mejor en la vejez

Con Remember el que fuera memorable en los noventa, el realizador Atom Egoyan se luce en la dirección gracias a un guión que se lo pone en bandeja con el acierto de incluir a grandes actores cerca de ser nonagenarios

Fotograma de Remember | StyleFeelFree

Fotograma de Remember | StyleFeelFree

Hace poco más de un año, descubrimos con Nebraska, de Alexander Payne, lo fascinantes, no solo por entrañables, que podían resultar en la pantalla los personajes de una edad avanzada. En ella un formidable Bruce Dern, en estado senil, encuentra la forma de vivir la gran aventura de su vida. La heroicidad, tan propia de la juventud en el cine, resulta de hecho más convincente en el último estadio de la vida. Definitivamente es ahora o nunca. Es el momento de hacer ajustes conscientes de que ya no hay nada que perder, que la vida llega a su fin pero que todavía hay una oportunidad de reparar la conciencia. Que los guionistas se den cuenta de esto, ya es un avance en los discursos audiovisuales para que en la sociedad todos los estratos tengan visibilidad.

En Remember  de Atom Egoyan, un director que parecía haberse estancado tras unos noventa memorables por una sensualidad fílmica que fue muy bien acogida especialmente en Exótica, se reinventa volviendo al thriller que lleva algunos años intentando con resultados no demasiado afortunados. Aquí, con un guion realizado por el novel Benjamin August, tomando como personajes principales a dos actores (Christopher Plummer y Martin Landau) que acercándose espléndidamente a los noventa años, demuestran que el bagaje que llevan a sus espaldas es una ventaja si los directores saben manejar la actuación. Con Egoyan al mando, el elenco se desempeña bien, fiel a un suspense que se mantiene con algunos altibajos hasta el final volviendo sobre temas recurrentes, que ya encauzó por ejemplo Paolo Sorrentino en This Must Be The Place con Sean Penn, una película en la que como esta, hay un intérprete central que va tras la búsqueda de un nazi que supuestamente causó un enorme daño irreparable a muchos judíos. El relato está sustentado en la convicción de que había criminales alemanes de la Segunda Guerra Mundial que estaban en paradero desconocido, una conciencia que surgió a principios del siglo XX y que es el punto de partida para la creación de este relato que se engrandece con la gran interpretación de Christopher Plummer arrastrado hacia un desenlace insospechado que pone en tela de juicio la moral humana ante ciertos experimentos abominables de la historia. Una cuestión que dejó al descubierto Joshua Oppenheimer en el documental La mirada del silencio.  Ante estas tesituras que se plantean, habría que preguntarse con sinceridad si somos de los que se dejan arrastrar por la corriente, o tenemos la valentía de ir contracorriente manteniéndonos cabales ante la locura propiciada por cierto estatus, que situándonos en ventaja, nos hace ser despiadados con el que está en desventaja por desajustes históricos. Para reflexionar detenidamente, al respecto hay otra cinta interesante, El experimento (2001) de Oliver Hirschbiegel, un filme que incide en lo voluble y monstruoso que puede llegar a ser el ser humano sometido a grandes dosis de presión.
 

Tráiler de Remember | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Remember
Duración: 95 minutos
Dirección: Atom Egoyan
Guion: Benjamin August
Fotografía: Paul Sarossy
Diseño de Producción: Matthew Davies
Vestuario: Debra Hanson
Música / banda sonora: Mychael Danna
Reparto: Christopher Plummer, Dean Norris, Martin Landau, Henry Czerny, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Peter DaCunha, James Cade, T.J. McGibbon, Kim Roberts
Fecha de estreno España: 4 de Marzo de 2016
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter