Carol | Instantánea emocional de los cincuenta

La adaptación cinematográfica de la novela Carol en manos de Todd Haynes reluce con el esplendor y análisis certero de los cincuenta que ya retrató en Far from heaven

Fotograma de la película Carol | StyleFeelFree

Fotograma de Carol | StyleFeelFree

Llevar al cine la novela de El precio de la sal (Patricia Plangman, 1952), posteriormente reeditada como Carol  y no caer en un sensacionalismo ramplón que bien podría acompañar a esta historia que narra una relación sentimental entre mujeres, suponía un reto que pocos realizadores hubiesen sido capaces de llevar a cabo aportando una mirada sagaz que se extiende a una época, la de los ambivalentes cincuenta. Una década que el realizador Todd Haynes ya abordó en Far from heaven  (1998) para hacer un retrato crítico de unos años en los que las incipientes ganas de salir del armario en todos los sentidos, de sentirse libre, de experimentar la vida, chocaban con una mentalidad recatada y pusilánime que se condenaba a sí misma. Esta misma realidad vuelve a ser testigo en Carol  para impregnar una narración comprometida en la que la homosexualidad, aunque es el núcleo del relato, es un argumento secundario cuando se quiere abordar como ocurre, por encima del siempre efectivo tema de la experiencia del amor-atracción, la conexión sentimental como motor vital, el efecto estimulante que nos aportan ciertas relaciones, sin condicionantes de sexo.

Con Todd Haynes en la dirección de Carol  y su extraordinario equipo de trabajo, en el que destacan la certera e impecable diseñadora de vestuario Sandy Powell y Judy Becker en el diseño de producción , así como un elenco de actores formidables encabezado por Cate Blanchett de la que podía intuirse de antemano que iba a cumplir las expectativas después de su inmejorable aportación a I’m Not There, el anterior trabajo de Haynes; sólo quedaba ver cómo el guión adaptado para cine se lograba consiguiendo que más allá de la bonita estampa postal adornada con un encanto que no pierde realismo, se consigue poner el énfasis en un social importante dominado por un optimismo emparejado a un puritanismo que chocaba con las ansias de aires de cambio reinantes después de la II Guerra Mundial. Y dentro de esta disposición por el cambio, en Carol  la lucha de la mujer por tener una identidad propia, por experimentar, por encontrar un lugar en el mundo, por ser independiente y dueña de su destino, es un punto de vista que da consistencia al metraje. Asuntos que prevalecen y que hacen que Carol  sea más contemporánea que muchas películas ambientadas en la última década.
 

Tráiler de Carol | StyleFeelFree Youtube

FICHA TÉCNICA
Título original: Carol
Duración: 118 minutos
Dirección: Todd Haynes
Guión: Phyllis Nagy (novela: “Carol” de Patricia Highsmith)
Fotografía: Ed Lachman
Diseño de Producción: Judy Becker
Vestuario: Sandy Powell
Música / banda sonora: Carter Burwell
Reparto: Cate Blanchett, Rooney Mara, Kyle Chandler, Jake Lacy, Sarah Paulson
Fecha de estreno España: 5 de Febrero de 2016
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter