Danh Vō, analista de fragmentos en el Palacio de Cristal

Hay un tema de Nico _“Afraid”, 1970_ versionado por Anthony and the Johnsons que dice “destierra a los sin rostro | Premia tu gracia” que sirve de título para la nueva instalación del artista  Danh Vō  (Vietnam, 1975) que alberga el Palacio de Cristal del Parque del Retiro de Madrid. Atender a esta creación concebida exclusivamente para este recinto, requiere una disposición abierta que permita mirar para despojar o sumar sin esperar que la ecuación cuadre. Como en la letra de la polifacética Nico asidua a la célebre “The Factory” ideada por Andy Warhol, todo está suspendido en el aire, es libre de interpretación. Por eso mismo, precisa de una mirada iconoclasta, libre de ideas preconcebidas. Hay que desterrar las huellas visibles para encontrar la pureza que aquí se destila del techo en forma de seiscientos fragmentos de huesos de mamut que envuelven otros elementos dispares que se confunden o se funden con lo sagrado, lo sagrado con lo cotidiano; y estos a su vez con lo anecdótico y lo histórico. Elementos todos ellos que a pesar de su disparidad, no se desafían entre sí, ni rivalizan con el espacio configurando de esta manera una obra plácida y diáfana, menos grandilocuente que otras estructuras escultóricas del artista.

El artista Danh Vō compone para el Palacio de Cristal una obra repleta de objetos sorpresivos entre los que destacan los 600 fósiles de mamut que rodean a un Cristo de marfil del siglo XVII

Estos fragmentos, diseccionados en un espacio preciso pero no delimitado del palacio, permiten asimismo que el espectador pueda elegir un punto de ubicación desde el que reflexionar y contemplar la obra, ya que en su totalidad, es imperceptible desde un ángulo fijo. Es necesario moverse. Al cambiar de ubicación, la obra cambia, y el que la contempla se ve motivado a plantearse nuevas incursiones que la reactiven. A esta idea le suscribe el hecho de que los objetos que emplea Danh Vō  atienden a una diversidad que en su conjunto muestran un afán por aunar la historia colectiva con la propia, como apunta el director del museo Reina Sofía, M. Borja Villel advirtiendo además que esto “genera que sea el espectador el que reconstruya los distintos aspectos que componen la obra”. Un proceder que lleva también implícito, como apunta “un cuestionamiento del museo, de la institución, desde sus propios mecanismos”.

Discusiones que para João Fernandes, comisario del proyecto y subdirector del museo Reina Sofía, tienen que ver con la idea de confrontación que a su vez está relacionada con el tema de la emigración _el artista emigró con su familia en un barco construido por su padre que fue rescatado por un buque que los llevó a Dinamarca_, de colonialismo _por la propia edificación donde se alberga el proyecto pero también atendiendo a la propia historia de Vietnam_, de identidad y del tiempo operando y dejando sus huellas. Vestigios de un pasado que se materializan, como demostración, en una carta escrita por un misionero francés la víspera de su ejecución en el siglo XIX, que se recupera transcrita por la mano del padre del artista. Referencias que se suscriben las unas a las otras descubriendo, como apunta João, que “la verdad no es objetiva”. Concepto que enfatiza recurriendo a una cita de Umberto Eco en la que recuerda que Sherlock Holmes inventa historias que luego resultan ser semejantes a lo acontecido en el mundo real. Así, lo real, lo imaginado, lo propio y lo ajeno entablan “una relación filial que no siendo explicativa entre sí, se explica por su materialidad y simbología” sintetiza su comisario. El propio artista reconoce que no le interesa tanto que el público entienda el conjunto de esta instalación sino que sea capaz de sintetizarlo en constelaciones que le permitan reparar en lo que denomina una “polinización cruzada de la cultura” que él mismo experimentó por medio de sus vivencias y viajes o el peso de la religión católica en que fue educado, como se puede ver por el cristo de marfil del siglo XVII que es el centro de la instalación pero que pasa casi desapercibido entre el ensamblaje de fragmentos que forman no un todo, sino varios.

Danh Vō en el Palacio de Cristal | StyleFeelFree
Instalación de Danh Vō en el Palacio de Cristal | Foto: © Y.Yu para StyleFeelFree

DATOS DE INTERÉS
Título: “Destierra a los sin rostro / Premia tu gracia”
Artista: Danh Vō
Lugar: Palacio de Cristal (Parque del Retiro, Madrid)
Fechas: 1 de Octubre de 2015 – 28 de Marzo de 2016
Entrada: libre
Horario: de 10:00 a 18:00h
Actividad relacionada: Encuentro con Danh Vō en conversación con Patricia Falguières (2 de Octubre de 2015)

Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter