José Hernández: pasadizos y retratos del alma en “El sueño anclado”

José Hernández | stylefeelfree

Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree | Obra: El sueño anclado, 2004 de José Hernández

Después de pasar por el Centro del Carmen de Valencia, la exposición José Hernández. El sueño Anclado dedicada al artista José Hernández (Tánger, 1944 – Málaga, 2013) llega a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, de la que fue miembro desde 1989. Esta muestra forma parte de un proyecto más amplio que comenzó la pasada primavera en Valencia con la exhibición que ahora puede verse en la sala madrileña y la que continúa abierta en el Palacio Joan de Valeriola, sede de la Fundación Chirivella Soriano en Valencia.


El sueño anclado  es el título también de una de sus, posiblemente, obras más significativas. Un óleo sobre lienzo que data de 2004, sintomático del imaginario del artista. Un universo poblado de criaturas fantasmagóricas procedentes de un onírico que parece aferrarse a la realidad, anclarse a esta para conservar intactas las polaridades que fluctúan en el subconsciente y que José Hernández desentraña para mostrarlas en su realidad atendiendo al conflicto presente entre sueños y realidad como metáforas de lo objetivo y lo subjetivo, las realizaciones, las quimeras, las frustraciones y demás monstruos de ese subconsciente que habita también la razón moldeándola y que Goya inmortalizó en El sueño de la razón produce monstruos.

Sin embargo los universos fantasmagóricos de José Hernández, lejos de acercarse a la acidez Goyesca en sus grabados, obedecen a una modernidad más representativa de un ideario personal que de un alegato satírico de lo social circundante. Una estética que parece encontrar su análogo cinematográfico en David Lynch, coetáneo al artista. ¿Cómo pasar por alto su turbador y melancólico Arquetipo III  y no rememorar por ejemplo a El hombre elefante  de Lynch? Las obras de José Hernández, ejecutadas desde una técnica implacable y artesana, son inquietantes espectros del tiempo que vivió y proyectó en su trabajo transformándolo en un lenguaje que guarda mucha relación con otras esferas artísticas que tuvieron su ejecución o repercusión en el siglo XX pero que son continuidad de autores clásicos como Edgar Allan Poe, maestro de un misterioso emotivo y profundo.

Las 73 obras de José Hernández que pueden verse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando fueron realizadas a partir de los años ochenta

De hecho, José Hernández fue además de pintor, un gran ilustrador de obras literarias y cinematográficas que supo interpretar desde una capacidad para conectar con otros artistas. Entre sus trabajos figuran el cartel para Nazarin  de Luis Buñuel o la portada para La Metamorfosis  de Frank Kafka en una edición de 1986 publicada por Círculo de Lectores, que pueden verse en la exposición. Su intensa producción a lo largo de cinco décadas dejó constancia de una originalidad que se nutrió de un fantástico repleto de velados pasadizos al alma humana que deambulan entre la abstracción y la figuración. La ola  de 1989, una de sus obras más poderosas y esquemáticas es representativa de estos trazados que aquí subvierten silencios contenidos que no llegan a explotar y parecen soportar un torrente de emociones que se tornan poderosamente pesadas como cúmulos de lo real onírico.
 
José Hernández | stylefeelfree

Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree | Obra: Hotel Al Hambra, 2012 de José Hernández

José Hernández | stylefeelfree

Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree | Obra: Máscara  V y IV, 2012 de José Hernández

José Hernández | stylefeelfree

Foto: Y.Yu para © StyleFeelFree | Obra: La ola, 1989 de José Hernández

DATOS DE INTERÉS
Título: José Hernández. El sueño Anclado
Artista: José Hernández
Comisariado: Carlos Arenas
Lugar: RABASF (Real Academia de Bellas Artes de San Fernando). Alcalá, 13
Fechas: 16 de Julio de 2015 – 30 de Agosto de 2015
Entrada: entrada libre
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter