Naturalezas muertas: la inmortalidad de las cosas en Juan March

naturalezas muertas | hermanos lumiere | stylefeelfree

Hermanos Lumière, Bodegón con flores, 1908. Colección Dietmar Siegert en exposición “Cosas. La idea de naturaleza muerta en la fotografía y la pintura” en Fundación Juan March, Palma | StyleFeelFree

El museo Fundación Juan March de Palma presenta Cosas. La idea de naturaleza muerta en la fotografía y la pintura. Naturalezas muertas, still lifes o bodegones que desde el siglo XVII, no han dejado de ser motivos significativos para el arte. Prueba de ello es que a día de hoy las naturalezas muertas está avanzando un nuevo resurgir del género desde una estética contemporánea que reflejan las redes de imágenes.


En la muestra, sin llegar a esa contemporaneidad más acuciante, las obras que pueden verse abarcan tres siglos (el XVII, el XIX y el XX), planteando entre sí un diálogo asincrónico que se distancia en el tiempo y las condiciones que lo determinan. Pero no por ello pierden afinidad las unas con las otras. Son afines por el interés que comparten por las cosas  _ en referencia al título de la muestra _ y la placidez que estas entrañan. Así se exhiben naturalezas muertas que datan de los orígenes del género con representaciones de pintores flamencos del siglo XVII y por extensión, de otros países europeos como España o Italia. Además se pueden ver bodegones que se corresponden con los inicios de la fotografía como motivación preferente del pictorialismo. Y finalmente, también naturalezas muertas presentes en las vanguardias fotográficas de los años veinte a cincuenta del siglo pasado. En total, 43 piezas artísticas realizadas entre 1855 y 1975 procedentes de la colección Siegert (Múnich) a las que se suman 7 óleos del siglo XVII firmados por notables del género de naturalezas muertas como Willem Heda, Pieter Claesz, Juan van der Hamen y Pier Francesco Cittadini, provenientes de colecciones particulares.

La naturaleza muerta, ese mal acuñado término, mejor entendido desde el concepto de Still Life  que contempla no tanto lo inerte como lo calmo o lo quieto, se evidencia aquí en una predilección por los objetos en mesas, generalmente alimentos, pero también enseres, objetos decorativos, copas o vasos, centros y arreglos florales, jarros y cuencos que conviven junto a frutas, hortalizas o dulces e incluso insectos o pequeños animales vivos o recién cazados. Mesas compuestas y adornadas como marcaron la tendencia Willem Heda y Pieter Claesz.

Posteriormente a los inicios de las naturalezas muertas, la evolución del género hacia la fotografía quedaría marcada por los centros de flores que perviven en el pictorialismo de Barón de Meyer así como las composiciones de objetos en mesas que revelan nuevos objetos aún no inventados en el siglo XVII. En la técnica, el uso del zoom permitió una mayor concreción así como procesos de abstracción por el medio en sí. Pero la verdadera revolución del género llegaría acompañada por las vanguardias. La experimentación propia de la época llevaría a László Moholy-Nagy, Man Ray o Christian Schad a crear escenificaciones inverosímiles hasta ahora. Metodologías y conceptos que se encuentran en la exposición que acoge el Juan March de Palma. Una ocasión imprescindible para contemplar la evolución de las naturalezas muertas y darnos cuenta así de que algo tan clásico, en realidad, sigue siendo contemporáneo porque las cosas, esas que tratan de acaparar nuestra atención, son, hoy más que nunca, un importante repertorio de seducción.

DATOS DE INTERÉS
Título: Cosas. La idea de naturaleza muerta en la fotografía y la pintura
Artista: varios (naturalezas muertas)
Lugar: Sant Miquel, 11. Palma
Fechas: a partir del 17 de Junio de 2015
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter