Winogrand y el espectáculo de la calle bajo el brillo de sus ojos

Garry Winogrand (EEUU, 1928-1984) fotografió la vida pasando en las calles de una América joven, la de la segunda mitad del S.XX. Como sus contemporáneos, Robert Frank, Diane Arbus o Lee Friedlander, exprimió al máximo la fauna urbana hasta hacer de ella una escuela que pervive en la actualidad. Precisamente con Arbus y Friedlander compartió exhibición, New Documents, en el MoMA de Nueva York en 1967 para redefinir la fotografía documental. Pero a pesar de las comparaciones, su singularidad radicó en su visión, o más bien, en la fijación que mantuvo por ciertos personajes con los que se topaba como si fuesen los actores de escenas predispuestas para sus ojos. Fotografió la agitación en una época contradictoria que arrancó en 1950 tras la IIGM y después, en sus últimas tomas, ya en los ochenta, antes de su prematura muerte en 1984, se centró en personajes más aislados. La obra de este incansable cazador de lo fortuito como síntoma de lo cotidiano, ahora está recogida en la exposición retrospectiva que puede verse en Fundación Mapfre, en su empeño de acercarnos a grandes de la fotografía contemporánea, lo que representa un “importante trabajo de búsqueda en los archivos”  como atestigua Pablo Jiménez Burillo, director del Área de Cultura de la Fundación, quien considera además que Winogrand trazó de alguna manera “su propio autorretrato participando de esa vida agitada y en continua transformación que era el Nueva York de mediados del S.XX”.

El recorrido propuesto recoge más de 200 fotografías y es significativo según Leo Rubinfien, co-comisario de la muestra junto con Erin O’Toole, por tres razones fundamentales. A saber, “su amplitud del mundo, una profundidad de sentimiento que se atisba en su obra y una sagaz filosofía mucho mayor de lo que se puede apreciar a primera vista”. Rubinfien sintetiza esta lógica haciéndonos partícipes de las inquietudes del artista. En síntesis, todo queda plasmado en una cuestión básica. ¿Qué está ocurriendo en América? Una pregunta que en lugar de una respuesta le sugería otros interrogantes, “¿quiénes son los otros, quién eres tú, quién es mi gente, quién es mi pueblo y qué conflictos convierten a las personas en las personas que son?”   Estos temas, expresados en palabras del comisario, son los que el fotógrafo trató de explicar en sus retratos sociales. En ellos se refleja la sociedad americana que Winogrand percibía ambivalente. Estaba el optimismo generado por la súbita prosperidad que caracterizó la década de 1950. Pero bajo el tamiz, también estaba la desesperanza, el miedo y el caos que comenzaron a ser más latentes a raíz del asesinato de Kennedy en 1963 y los grandes acontecimientos que marcarían la década de 1960. Lo singular de Garry Winogrand radica en que con estos polos opuestos creó lo que Rubinfien define como “un truco de magia maravilloso”  donde alegría y desesperanza se funden. En el cual, “es la alegría la que hace que la desesperanza sea tolerable y al mismo tiempo es la desesperanza la que hace que la alegría sea creíble”  puntualiza.

Divida en tres grandes secciones y dos períodos, la muestra refleja precisamente ese sentimiento de desintegración nacional. El primer bloque abarca desde 1950 hasta 1971. De este se sustraen dos de las secciones más emblemáticas de Winogrand. Bajando desde el Bronx  _ en referencia al condado donde nació _ y Un estudiante de Nueva York. En la primera están recogidas las fotografías que tomaría en Nueva York desde sus inicios y en la segunda, las que tomó fuera de Nueva York. Para cerrar, Auge y crisis  es el bloque que muestra las fotos que realizó en su último período. Aquí se pueden ver imágenes de Texas y California del Sur, Chicago, Washington o Miami, entre otros lugares.

Con todo, como concluye su comisario “no es una retrospectiva al uso”  ya que más de la mitad de las fotografías que se pueden ver en el catálogo realizado con motivo de la muestra, no se habían impreso nunca ya que Garry Winogrand murió demasiado joven como para organizar su legado, muy prolífico además. Un hombre que por otra parte, parece que siguió la filosofía del carpe diem  lo que es sintomático en esta exposición.
 
Garry Winogrand | stylefeelfree

Nueva York 1960 por Garry Winogrand | Foto: © Y.Yu en exposición de Garry Winogrand en Fundación Mapfre | StyleFeelFree

Garry Winogrand | stylefeelfree

Nueva York 1961-1962 por Garry Winogrand | Foto: © Y.Yu en exposición de Garry Winogrand en Fundación Mapfre | StyleFeelFree

Garry Winogrand | stylefeelfree

Baile del centenario en el MET, 1969 por Garry Winogrand | Foto: © Y.Yu en exposición de Garry Winogrand en Fundación Mapfre | StyleFeelFree

Garry Winogrand | stylefeelfree

Venice Beach, Los Ángeles, 1980-1983 por G. Winogrand | Foto: © Y.Yu en exposición de Garry Winogrand en Fundación Mapfre | StyleFeelFree

 

DATOS DE INTERÉS
Título: Exposición retrospectiva de Garry Winogrand
Artista: Garry Winogrand
Comisariado: Leo Rubinfien y Erin O’Toole
Lugar: Fundación Mapfre (C. Bárbara de Braganza, 13 – Madrid)
Fechas: 25 de Febrero de 2015 – 3 de Mayo de 2015
Entrada: gratuita
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter