71 | Todos somos Charlie, carne de guerra

fotograma de la película 71 | StyleFeelFree

Fotograma de 71 | StyleFeelFree

Después de los atentados en la revista francesa Charlie Hebdo se han escrito un número cuantioso de editoriales y artículos de opinión que desde el titular anunciaban una postura comprometida con un  yo soy Charlie pero también otros con un yo no soy Charlie. Todos defendiendo la libertad de expresión (algunos con matices) y como no podía ser de otra forma, recriminando los atentados pero desde posturas diversas. Unos aclamando el sistema occidental de la libertad y la igualdad sin pormenores y otros desentrañando las sombras de ese mismo sistema que permite a puertas cerradas y en nombre de la libertad y la igualdad algunos desórdenes que perpetúan el colonialismo y que no deberían tener cabida en sociedades legítimamente demócratas. Pues bien, la película 71 de Yann Demange aunque aparenta ser una cinta sobre conflictos armados sin más interés que la acción por la acción, se descubre también como una interesante reflexión sobre el poder que sustenta toda acción armada, sus vicios y entramados, mostrándonos a personas al servicio de ese poder que al final resultan ser tan sólo un trozo de carne para aquellos que tienen el control o ansían tenerlo, batallón del sistema. Claro que sin batallón no hay revolución o cambio posible y alguien tiene que prestarse a serlo. Visto lo cual resulta que al final todos somos Charlie, pero lo somos en colectividad sin individualidades posibles. Los ciudadanos sin privilegios lo somos, sin exclusión _no sólo los occidentales, aún más los que están al otro lado del “bienestar y el estado de derecho”_ o ese es el mensaje que se puede extraer de la película 71  que se llevó el premio a mejor director para Yann Demange en los British Independent Film Awards. Aunque cierto es que algunos están más expuestos a ser víctima de un sistema, justo o injusto. Los que defienden un ideal o los que hacen de escudo del sistema.

Tras dirigir varios capítulos para aclamadas series de tv como Dead set  o Top boy   y algunos cortos, Yann Demange se estrena con su primer largometraje demostrando su capacidad para rodearse de un equipo muy eficiente que cuenta con guión de Gregory Burke, una efectiva fotografía de Tat Radcliffe y música compuesta por David Holmes, artífice aquí de logradas texturas sonoras sin excesivo protagonismo pero efectivas.

Un frenético thriller, de ritmo rápido, ambientado en Irlanda del norte durante los primeros setentas que da testimonio de uno de los capítulos más convulsos de la historia británica en la segunda mitad del siglo XX, en una Belfast dividida, politizada y comandada por un IRA que en esta cinta se ve fraccionado y protagonista de los disturbios más sonados. Con gran carga realista e imágenes que evidencian una realidad estremecedora que se percibe en callejuelas que son como un laberinto sin salida, también se muestra un logrado trabajo con los actores entre los que destaca su protagonista, Jack O’Connell.

Hay mensaje, puede que esto, especialmente en alguna escena, resulte un poco obvio pero es una película que se evidencia muy actual y que se posiciona, no dejando indiferente al espectador y consiguiendo un clímax adecuado que hace que verla resulte una experiencia estimulante.

FICHA TÉCNICA
Título original: 71
Dirección: Yann Demange
Guión: Gregory Burke
Reparto: Jack O’Connell, Sam Reid, Charlie Murphy, Paul Anderson, Sam Hazeldine, Killian Scott
Fecha de estreno España: 23 de Enero 2015
Consulta todos los ESTRENOS RECOMENDADOS DEL 2015 con valoraciones de películas
Roux Feelfree

Roux Feelfree

Periodista, librepensadora y crítica cultural desde una perspectiva social y despatriarcal. Observando, asumiendo y reflexionando para desconceptualizar ideales que desentrañen lo real contemporáneo | Twitter